Print Friendly, PDF & Email
  • Con la presentación de este instrumento, El Salvador avanza en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), para garantizar la seguridad alimentaria y nutricional en el país.

 

El Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, lanzó hoy la Política Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional 2018-2028, la cual es un aporte del Consejo Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional (CONASAN).

La política «es una estrategia elaborada a partir de una amplia consulta ciudadana, y con una visión de país dirigida a satisfacer las necesidades alimentarias de la población», dijo el gobernante.

El mandatario añadió que este instrumento busca mejorar la disponibilidad de alimentos en el país, a través del fortalecimiento de la producción y la productividad, la estabilidad de los precios y el aumento del salario mínimo para posibilitar una mayor capacidad adquisitiva a las familias y asegurar su acceso a una alimentación adecuada.

Con la política se brindará atención integral a la población, con énfasis en los grupos vulnerables, así como aquellas personas afectadas por emergencias; asimismo, se fortalecerá el marco jurídico e institucional para facilitar su implementación y sostenibilidad a nivel nacional y local.

«Durante nuestra gestión se ha logrado incrementar la producción de alimentos con cosechas récords de granos básicos, asegurar precios asequibles, aumentar el salario mínimo y ampliar los programas de protección social, con lo cual fortalecimos el poder adquisitivo de las familias», expresó el mandatario.

La cobertura de los servicios básicos de salud, durante la gestión del Presidente Sánchez Cerén, ha sido mejorada y ampliada, atendiendo especialmente a la niñez y mujeres embarazadas. Se ha promovido la lactancia materna, y disminuido la desnutrición crónica en niñas y niños.

«Como resultado de esa labor se registran mejoras en el crecimiento de nuestros niños nacidos en los últimos 9 años y, especialmente, en los últimos 7, de acuerdo con el Cuarto Censo Nacional de Talla y Primero de Peso en Escolares de primer grado», agregó el jefe de Estado.

Además, según los estudios realizados, las niñas y niños miden un promedio de 1.8 centímetros más que en 2007, lo cual está directamente relacionado con la mejora en la nutrición de este sector.

«Recientemente la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), anunció un reconocimiento a El Salvador, por ser uno de los tres países de América Latina con mejores prácticas en los programas de alimentación y salud escolar con acceso a alimentos saludables y nutritivos», aseguró.

Datos del Ministerio de Educación evidencian que 1 millón 200 mil estudiantes reciben alimentación escolar, mientras que se fortaleció el refrigerio escolar de 72 mil estudiantes, adicionando frutas, hortalizas y huevo por medio de asociaciones y productores locales.

«La exclusión debe quedar atrás definitivamente. Es tiempo de avanzar. Construyamos unidos un país próspero y digno para todos», aseveró el funcionario.

 

San Salvador, 22 de noviembre de 2018.

Lanzamiento Oficial de la Política de Seguridad Alimentaria y Nutricional.