Print Friendly

El gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén inició hoy la entrega de 7 millones de plantas de café resistentes a la roya y la sequía, una estrategia que busca avanzar en la renovación del parque cafetalero nacional para el beneficio de este importante sector económico.

“Estamos cumpliendo con en el compromiso que juntos asumimos cuando firmamos el Pacto Nacional por la Caficultura el 6 de febrero de 2014”, subrayó el mandatario desde la Cooperativa Las Lajas, municipio de Izalco, lugar en el que se inauguró la entrega.

El mandatario aseguró que la inversión del gobierno en este programa asciende a 2,9 dólares para apoyar a más de 4 mil 200 caficultores de las seis cordilleras cafetaleras del país: Alotepeque-Metapán, Apaneca-Ilamatepec, Bálsamo-Quezaltepec, Tecapa-Chinameca, Chinchontepec y Cacauatique.

Indicó que el gobierno espera concluir en mayo la entrega de las plantas a los productores con el fin de que puedan estar sembradas en junio.

“Con el programa de entrega de plantas de café estamos contribuyendo a la estabilidad del sector, mayor capacidad productiva, mayor crecimiento”, señaló el gobernante.

“La renovación de los cafetales es una respuesta contundente en esta lucha para aumentar la producción y revertir los daños provocados por la roya”, añadió.

Informó que, de acuerdo a la división CENTA-CAFÉ, para la cosecha 2015-2016 se sembrarán más de 15 millones de plantas de café, en un esfuerzo entre el sector público y privado.

El jefe de Gobierno también detalló otras de las iniciativas de su administración enfocadas en la reactivación del sector cafetalero, entre las que destacó la inversión de $260 mil en semilla para la preparación de viveros y otra de $3,4 millones para la compra de productos químicos que combaten la roya.

Además, dijo que se dispondrá de la asistencia técnica de 85 agrónomos especialistas en café y de una inversión de 700 mil dólares para adquirir trampas para la broca y productos para análisis de suelos, entre otros.

“En total estamos invirtiendo más de 8.6 millones de dólares en la reactivación de la caficultura nacional (…) Nuestra meta es renovar el 30 por ciento del parque cafetero”, sostuvo el mandatario.
El presidente también hizo un repaso de las acciones que su gobierno tomó desde los primeros meses de gestión para enfrentar el embate de la roya, como la compra y entrega de fungicidas para proteger cerca de 70 mil manzanas de cultivo.

“Continuaremos con el programa de dotación de fungicidas, que tiene el servicio adicional de generar empleos, y cuya meta es proteger al menos 90 mil manzanas de cultivo”, aseguró.

La creación de CENTA-CAFÉ, una división del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal que cuenta con 23 oficinas en todas las zonas cafetaleras, fue otra de las acciones que el mandatario subrayó.

También mencionó los esfuerzos realizados en materia financiera para apoyar a los cafetaleros, entre los que destacó el acuerdo firmado con el directorio del Consejo Salvadoreño del Café para disminuir la tasa de interés para el Fondo de Emergencia del Café.

“Con este acuerdo logramos reducir la tasa de interés de 7.75% al 4%”, señaló.

El mandatario también dijo que los esfuerzos por la recuperación del parque cafetalero van más allá de la estimulación de la productividad, abarcando además la protección de la biodiversidad que este alberga.

“Las zonas cafetaleras, como reconocemos en el Pacto, son el último refugio de la vida silvestre y la estabilidad ecológica y ambiental del país”, dijo.

“Al tomar posesión me comprometí ante la nación a que junto con ustedes, los caficultores del país, haríamos realidad el Pacto Nacional por la Caficultura, para generar más producción y empleo. ¡Juntos lo estamos cumpliendo!”, concluyó el jefe de Estado.

San Salvador, 28 de abril de 2015.