Print Friendly
  • El jefe de Gobierno aseguró que tras alcanzarse un consenso sobre la reforma de pensiones, las fuerzas políticas deben enfocarse en la construcción de un acuerdo fiscal.

El Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, llamó hoy a los partidos políticos a trabajar para alcanzar un pacto fiscal que brinde sanidad a las finanzas públicas y permita financiar la inversión para el desarrollo.

“Yo invito a todos los partidos políticos para que nos sentemos y trabajemos sobre un nuevo pacto fiscal, que permita darle estabilidad fiscal al país y tener tranquilidad con sus finanzas públicas”, manifestó el jefe de Estado durante el programa Gobernando con la Gente, realizado este sábado en el municipio de Apopa.

Detalló que un pacto fiscal ayudaría a resolver el déficit fiscal que cargan las finanzas públicas año con año. Aseguró que la propuesta del presupuesto de la nación para 2018 es un punto de partida para la reflexión, puesto que este requerirá cubrir con deuda unos $554 millones de los $5,520.5 millones a los que asciende.

“Nosotros estamos pidiendo (en la propuesta de presupuesto) que el país se endeude en $554 millones, es lo que se ha hecho siempre en el país, y eso es lo que queremos resolver con una reforma fiscal, para no tener necesidad de cada año estar endeudando al país”, señaló el dignatario.

El Presidente también se refirió a la composición de la propuesta de presupuesto que el gobierno entregó el pasado viernes a la Asamblea Legislativa para su estudio y aprobación.

Indicó que los rubros a los que su administración ha destinado mayores recursos para el próximo año son los de educación, con $932.6 millones; salud, con $612 millones; y justicia y seguridad, con $416 millones.

“El sector social tienen el 43.6% del presupuesto”, afirmó el gobernante. Este porcentaje equivale a $2.399.3 millones del total del presupuesto destinados al desarrollo social.

Además, el Presidente se refirió a la reforma al sistema de pensiones aprobada recientemente por la Asamblea Legislativa, señalando que si bien no es la reforma en la que insistió el gobierno, esta brinda al Ejecutivo la posibilidad de garantizar el pago de las pensiones.

“Nosotros también compartimos con los trabajadores que (la reforma) no es lo perfecto, que no es lo idea, y que tenemos que seguir buscando cómo hacer reformas para que la pensión mejore para el trabajador”, dijo el gobernante.

“Pero ese acuerdo que se logró es un acuerdo que mejora las condiciones de los pensionados, les disminuye las ganancias a las AFP y además le da la posibilidad al gobierno de continuar pagando las pensiones”, añadió el Presidente.

Apopa (San Salvador) 30 de septiembre de 2017.