Print Friendly, PDF & Email
  • En su intervención ante la ONU, el mandatario aseguró que El Salvador necesita acceso al financiamiento para acciones de mitigación y adaptación que den seguridad y resiliencia a su población.

 

El Presidente Salvador Sánchez Cerén hizo hoy un llamado a los países participantes en el septuagésimo tercer período ordinario de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, a continuar impulsando y apoyando iniciativas que permitan reducir los efectos del cambio climático en el mundo.

 

En este sentido agradeció al director ejecutivo del Programa de la ONU para el Medio Ambiente, Erik Solheim,  su apoyo a la propuesta de declarar el decenio 2020–2030 como la “Década de las Naciones Unidas para la Restauración de Ecosistemas”.

“Invitamos a esta Asamblea General a considerar dicha iniciativa para enfrentar de forma coordinada la acelerada pérdida de bosques, la degradación de suelos y ecosistemas, que impactan negativamente en el bienestar de 3.2 billones de personas”, dijo el gobernante salvadoreño.

 

En su mensaje, manifestó que El Salvador enfrenta múltiples vulnerabilidades, como las sequías sufridas recientemente,  lo que  obliga al país a invertir recursos adicionales para garantizar la seguridad alimentaria de las familias, y mantener la estabilidad de los precios de los alimentos.

 

“Para enfrentar esa situación es fundamental que siga funcionando la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, y se solucione la actual crisis del Fondo Verde para el Clima”, precisó el estadista.

 

Aseguró que aunque El Salvador es un país que casi no contamina a nivel global, sí sufre los efectos del cambio climático generado por otros, por lo que necesita urgentemente acceso al financiamiento para acciones de mitigación y adaptación que den seguridad y resiliencia a su población.

 

“Con la adopción de la Iniciativa de Bonn, avanzamos en la restauración a gran escala de nuestros ecosistemas, lo cual nos ha convertido en un referente de cómo un país pequeño y con recursos financieros limitados puede proteger su medio ambiente”, dijo el jefe de Estado.

 

 

Nueva York (Estados Unidos), 26 de septiembre de 2018.