Print Friendly
  • Para el gobernante salvadoreño el tema de la integración económica en la región centroamericana no puede desligarse de los esfuerzos por garantizar la seguridad de los pueblos.

 Fortalecer aún más las alianzas entre los gobiernos de los países del Triángulo Norte de Centroamérica para hacer frente a la inseguridad en la región es uno de los puntos centrales que el Presidente Salvador Sánchez Cerén destacó durante la reunión de trabajo con sus homólogos de Honduras, Juan Orlando Hernández, y de Guatemala, Jimmy Morales.

 

Este encuentro de los tres mandatarios, que se desarrolló en la frontera terrestre El Amatillo, en el municipio de Goascorán (Honduras), tuvo como propósito hacer una revisión de  los avances y el fortalecimiento futuro de las acciones que se coordinan en materia de seguridad en dichos países, así como el procedo de facilitación del comercio y la integración regional.

 

“El tema de la integración económica no lo hemos desligado de la situación de inseguridad que tiene el Triángulo Norte; son tiempos muy difíciles, tenemos que unir las voluntades de los cuerpos de seguridad, de las fuerzas armadas y de los pueblos”, dijo el presidente Sánchez Cerén durante la reunión.

 

Destacó el compromiso y la voluntad que existe de los tres países por fortalecer el trabajo coordinado para continuar golpeando a la criminalidad en la zona.

 

“Los grupos de alto nivel de seguridad tienen suficiente información para que se pueda establecer una coordinación permanente, tanto en el área de inteligencia, en el área de la Fuerza de Tarea Trinacional y lo que tiene que ver con el combate al crimen organizado y al narcotráfico”, precisó.

 

En el encuentro, el ministro salvadoreño de Justicia y Seguridad Pública, comisionado Mauricio Ramírez Landaverde, rindió un informe de los avances en las coordinaciones que las naciones del Triángulo Norte realizan desde que recibieron la orden de los presidentes de articular los esfuerzos en seguridad, en agosto de 2016.

 

“Se ha avanzado en la mejora de la coordinación, hay resultados operativos importantes”, como incautaciones y capturas de criminales que huyen de un país y se refugian en otra nación del Triángulo Norte, dijo el funcionario.

 

 

 

Asimismo, se ha compartido y homologado mecanismos de seguridad de los documentos migratorios, y los jefes de las distintas áreas de seguridad de los tres países, como los de antinarcóticos o antipandillas, se comunican directamente, haciendo las coordinaciones de manera más expedita.

 

Otro resultado es la cobertura con policías y soldados de los puntos ciegos en las fronteras de manera conjunta, haciendo más eficiente el cuido de estas zonas.

 

Asimismo, durante la reunión de trabajo los gobernantes hicieron una revisión de los avances de la unión aduanera, de la cual El Salvador ha tomado parte oficialmente desde este día, haciendo de Centroamérica la zona comercial más grande Centroamérica.

 

“Hemos trabajado con una visión de gradualidad, creemos que ahora este proceso tiene una situación de aceleramiento, nosotros tomamos la decisión de acompañar a Honduras y Guatemala.  Quiero expresarles la plena voluntad y compromiso de hacer realidad lo más pronto posible la unión aduanera” manifestó el Presidente Sánchez Cerén.

 

Informó que ha nombrado al ministro de economía Tharsis Salomón López para representar a su gobierno en las mesas de negociaciones, que tienen como principal objetivo fortalecer la integración económica en la región.

 

Este proyecto permitirá, no solo dinamizar las economías, sino también garantizará mayor movilidad, el paso de personas y mercancías y propiciará procesos de intercambio entre el Triángulo Norte, donde se mueve más del 60% del comercio de la región centroamericana.

 

San Salvador, 20 de octubre de 2017.