Print Friendly

 

  • El gobernante se reunirá con sus homólogos de Nicaragua y Honduras para avanzar en el compromiso asumido en la Declaración de Managua para convertir al Golfo de Fonseca en zona de paz, desarrollo y seguridad.

El Presidente Salvador Sánchez Cerén arribó esta tarde a la ciudad de Managua, en Nicaragua, para participar en una reunión tripartita con sus homólogos de ese país, Daniel Ortega, y de Honduras, Juan Orlando Hernández, sobre la implementación de la Declaración de Managua, adoptada en 2007 por los tres países, la cual define al Golfo de Fonseca como una zona de paz, desarrollo sostenible y seguridad.

A su llegada, en el Aeropuerto Internacional Augusto César Sandino, el Presidente fue recibido por el canciller nicaragüense, Denis Moncada Colindres; la embajadora de Nicaragua en El Salvador, Gilda Bolt; y el embajador de El Salvador en Nicaragua, Carlos Ascencio.

“Arribamos a la hermana República de Nicaragua. Nuestro objetivo común: consolidar el Golfo de Fonseca en zona de paz, desarrollo sostenible y seguridad”, manifestó el gobernante a través de su cuenta en Twitter.

El jefe de Estado será acompañado en la sesión de trabajo programada para mañana miércoles, por el canciller salvadoreño, Hugo Martínez.

La Declaración de Managua, suscrita el 4 de octubre de 2007, establece la realización de programas y proyecto conjuntos entre los países dirigidos a reducir la vulnerabilidad de los ecosistemas y poblaciones, así como proyectos y empresas binacionales o trinacionales con énfasis en planificación regional y desarrollo sostenible.

Asimismo, plantea el aprovechamiento sostenible, justo y solidario, de los recursos naturales, el turismo, fortalecimiento de los gobiernos locales, la pesca artesanal, la acuicultura, entre otros temas estratégicos para las tres naciones hermanas.

San Salvador 29 de agosto de 2017