Print Friendly

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, aseguró que no existe una amenaza  comprobada contra el transporte público para mañana 10 de agosto, pero que su gobierno reforzará la presencia de policías y soldados con el fin de garantizar que la jornada transcurra con normalidad.

 

En una entrevista con el periodista Roberto Hugo Preza, transmitida esta noche por los medios del Grupo Megavisión, el mandatario felicitó al pueblo salvadoreño por que no se “amedrenta ante nada” , de tal forma que cualquier intento de los criminales “es derrotado por la voluntad férrea” de la población.

 

Aseguró que no hay ninguna amenaza comprobada contra ningún empresario del transporte para poder operar mañana, por lo que calificó como “rumor” toda información que indique un nuevo intento de sabotaje al transporte.

 

“No tengo ninguna duda de que ustedes van a salir el día de mañana  trabajar” y “nosotros estamos preparados para hacer un mayor despliegue de la Policía Nacional Civil y la Fuerza Armada”, expresó el jefe de Estado.

 

El presidente Sánchez Cerén dijo que los empresarios que han solicitado policías y soldados en sus recorridos los tendrán, habrá mayor presencia de elementos de seguridad en terminales, así como retenes y dispositivos especiales en puntos considerados vulnerables.

Informó que este mismo día las autoridades han presentado a un buen grupo de pandilleros capturados, muchos de ellos involucrados en el sabotaje al transporte.

 

El gobernante reiteró que su gobierno no negociará con criminales.

 

No podemos dialogar con aquellos que viven del crimen, del asesinato y de la extorsión. Nuestra política es combatirles y llevarlos ante la justicia, expresó.

 

“Mañana temprano hay que ir a cumplir nuestra misión que es engrandecer a este país con nuestro trabajo”, fue el mensaje del Presidente de la República al concluir esta entrevista exclusiva.

 

La entrevista también fue transmitida por Televisión de El Salvador (canal 10), Radio Nacional y Radio Cadena Cuscatlán.

 

 

San Salvador, 9 de agosto de 2015.