Print Friendly, PDF & Email

 

  • «La buena política está al servicio de la paz» fue el tema del mensaje del Papa Francisco durante la celebración de este evento el pasado 1 de enero, en la ciudad de El Vaticano

 

El Presidente Salvador Sánchez Cerén asistió hoy a Catedral Metropolitana para participar en la celebración eucarística con motivo de la quincuagésima segunda Jornada Mundial de la Paz, realizada en la ciudad de El Vaticano el pasado 1 de enero.

Cada 1 de enero la Iglesia católica celebra este importante evento, el cual propone para la reflexión de todos los fieles el mensaje del Papa Francisco que este 2019 llevó como tema “La buena política al servicio de la paz”

En su mensaje, el sumo pontífice aseguró que “la política es un vehículo fundamental para edificar la ciudadanía y la actividad del hombre, pero cuando aquellos que se dedican a ella no la viven como un servicio a la comunidad humana, puede convertirse en un instrumento de opresión, marginación e incluso de destrucción”.

El mensaje difundido por El Vaticano agrega que “la función y la responsabilidad política constituyen un desafío permanente para todos los que reciben el mandato de servir a su país, de proteger a cuantos viven en él y de trabajar a fin de crear las condiciones para un futuro digno y justo”.

“La política, si se lleva a cabo en el respeto fundamental de la vida, la libertad y la dignidad de las personas, puede convertirse verdaderamente en una forma eminente de la caridad”, puntualizó el Papa Francisco.

En este sentido, el Arzobispo de San Salvador, Monseñor José Luis Escobar Alas, manifestó que es importante aplicar el mensaje del Sumo Pontífice a la realidad actual que vive el país, sobre todo ahora  que se realizarán este próximo 3 de febreros las elecciones presidenciales.

“Votar responsablemente es un derecho y un deber de todo ciudadano para elegir a las personas que mejor puedan responder a los legítimos intereses del pueblo”, dijo el arzobispo.

Hizo un llamado a los políticos a que gobiernen poniendo como centro el beneficio del pueblo, enfatizando que en una sociedad de paz y de justicia no puede tener lugar la privatización del agua, un sistema tributario regresivo que privilegia a los que más tienen, ni un sistema de pensiones que afecte a los trabajadores.

Este próximo 16 de enero, El Salvador conmemorará 27 años de la firma de los Acuerdos de Paz, suceso histórico a través del cual el país inició la ruta para la transformación social, política y económica.

En este sentido, el mensaje del Presidente Sánchez Cerén, firmante de los Acuerdos, está en consonancia con lo planteado por el Papa Francisco.

El mandatario ha invitado a sumar más voluntades y cuidar “cada día con nuestras acciones este irreversible camino de paz y esperanza” emprendido el 16 de enero de 1992.

“Esta es una noble meta a la que todos podemos aportar, sin renunciar a ninguna posición política o aspiración propia, cuando ponemos los sagrados intereses de nuestro pueblo por encima de todo”, ha dicho el mandatario.

La ceremonia litúrgica en Catedral Metropolitana fue oficiada por el nuncio apostólico, Santo Rocco Gangemi.

San Salvador, 13 de enero de 2019.