Print Friendly
  • La celebración tuvo lugar en la iglesia San Pedro Claver, en el centro histórico de Cartagena de Indias.

 

El  presidente Salvador Sánchez Cerén participó este día en la ceremonia litúrgica celebrada en el marco de la firma del acuerdo de paz de Colombia, que tendrá lugar esta tarde en Cartagena de Indias para abrir una nueva era de paz en América Latina.

El estadista salvadoreño ha manifestado que “es un honor para el gobierno y el pueblo salvadoreño participar” en estos actos que convierten a Colombia  “en el centro de la paz del mundo”.

“América Latina debe ser una zona de paz”, ya que solo de esta forma se podrá construir el desarrollo para los pueblos, ha dicho el jefe de Estado.

Remarcó, tras su arribo ayer a Cartagena, que como país “hemos acompañado este proceso con nuestra experiencia y vamos a seguir apoyándolos”.

El Salvador cumple el próximo 16 de enero 25 años de la firma de sus acuerdos de paz, logrando en este tiempo “una paz estable y duradera”, según ha enfatizado el mandatario, uno de los firmantes del histórico pacto.

Junto al presidente Sánchez Cerén forman parte de la comitiva oficial de El Salvador el canciller Hugo Martínez, así como los firmantes de los acuerdos de paz Nidia Díaz y Oscar Santamaría.

La celebración religiosa, realizada en la iglesia San Pedro Claver, fue oficiada por el secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, quien celebró el acuerdo alcanzado por el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y la FARC-EP.

Parolin manifestó que el papa Francisco ha seguido con gran atención los esfuerzos realizados en estos últimos años en la búsqueda de la concordia y de la reconciliación.

“El papa siempre ha animado al respeto de los derecho humanos y de los valores cristianos, los cuales se hallan en el centro de la cultura colombiana”, dijo el cardenal.

Expresó también que Colombia “se encuentra al final de una negociación pero también al inicio de un proceso todavía abierto de cambio que requiere el aporte y el respeto de todos los colombianos”.

El acto litúrgico contó, entre otras personalidades, con la participación de los presidentes de Cuba, Raúl Castro; de Ecuador, Rafael Correa, de Chile, Michelle Bachelet; de Costa Rica, Luis Guillermo Solís; de Guatemala, Jimmy Morales, así como el secretario de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon.

 

Cartagena (Colombia), 26 de septiembre de 2016.