Print Friendly
  • El rol de instituciones como la ANSP, PNC y Fuerza Armada de El Salvador ha sido clave para garantizar la efectividad en la estrategia de seguridad impulsada por el gobierno y  enmarcada en el Plan El Salvador Seguro.

El Presidente Salvador Sánchez Cerén participó hoy en la graduación de 210 nuevos agentes policiales de la Promoción 115 del Nivel Básico de la Academia Nacional de Seguridad Pública (ANSP), denominada “Dr. Oscar Antonio Fernandez”.

 

Desde ahora los nuevos agentes (58 mujeres y 152 hombres) pasan a  la plantilla de la Policía Nacional Civil (PNC) con la misión de fortalecer los niveles de seguridad ciudadana en el país.

 

La promoción de agentes lleva el nombre del fundador de la PNC y ANSP, fallecido el pasado 21 de septiembre, y quien desempeñó otros importantes roles a nivel académico y público a lo largo de su vida.

 

“Me uno al homenaje que este día ofrecemos a nuestro querido y recordado Doctor Oscar Antonio Fernández, un intelectual de ideas audaces, que trabajó mucho por la seguridad ciudadana.  Sus ideas siguen aportando a la transformación de nuestra patria, ayudándonos a enfrentar los nuevos desafíos”, dijo el gobernante.

 

Destacó que la ANSP tiene un papel fundamental en los retos que enfrenta El Salvador y en la estrategia de seguridad que se está desarrollando con el respaldo de todos los sectores de la sociedad.

 

Para el gobernante, los  agentes policiales cuentan con la formación profesional para fortalecer la seguridad, la paz y la convivencia en el país, ya que los mismos han sido instruidos con conocimientos y capacidades en temas como derechos humanos, ética, intervención policial, defensa personal, armamento y tiro, policía comunitaria y otros.

 

“Celebramos que haya comenzado una nueva era en la formación policial de El Salvador en agosto de este año, con la primera carrera de Técnico en Ciencias Policiales, impartido por el Instituto Especializado de Nivel Superior de la Academia a 116 instructores policiales”, dijo.

 

En su mensaje el estadista destacó el rol fundamental de la carrera policial en la construcción de un país más seguro y desarrollado, manifestando que los agentes policiales y elementos de la Fuerza Armada han realizado un combate de alto nivel contra las estructuras criminales.

 

 

“El 2016 ha sido un año de efectividad en materia de seguridad. Dimos importantes giros en nuestro combate a la violencia y la delincuencia. Avanzamos en la implementación del Plan El Salvador Seguro y además implementamos la medidas extraordinarias de seguridad, las cuales nos permitieron avances importantes”, manifestó.

 

“Estamos cerrando el año con una importante reducción de cerca de mil 200 homicidios en comparación con el 2015, mientras los delitos en general, como los robos y las extorsiones, se redujeron un 11.5 por ciento con respecto al año pasado”, informó.

 

Dijo además que, durante el presente año, se fortaleció la capacidad logística de la corporación policial, permitiendo impactar a 271 estructuras de pandillas; desarticular 60 grupos de crimen organizado y 20 de narcotráfico.

 

“Asimismo, en un lugar prioritario de nuestro trabajo se encuentra el desarrollo de medidas de prevención, en deporte, arte, cultura, formación laboral y convivencia, siempre en el marco del Plan El Salvador Seguro”, manifestó.

 

Durante la ceremonia, el jefe de Estado rindió honor a la memoria de los agentes policiales y miembros del ejército caídos en el cumplimiento de su deber. “No descansaremos hasta que los autores de estos crímenes sean puestos en manos de la justicia”, aseguró.

 

 

San Salvador, 14 de diciembre de 2016