Print Friendly

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, y la primera dama, Margarita Villalta de Sánchez, participaron este día en la misa celebrada en la Catedral Basílica Santuario Nuestra Señora de la Paz, en San Miguel, en honor a la Virgen Reina de la Paz, patrona de esa ciudad.

El acto litúrgico fue presidido por los obispos de la Diócesis de San Miguel, Monseñor Miguel Angel Morán, y de San Salvador, Monseñor José Luis Escobar Alas.

Durante la homilía, Monseñor Escobar Alas leyó mensaje suscrito por los obispos de la Conferencia Episcopal en El Salvador, en la cual se hizo un llamado a toda la población a unirse a los esfuerzos del Estado para afrontar el fenómeno de la inseguridad.

“Como Iglesia hemos atendido la solicitud de la Presidencia de la República para participar en el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia y hemos apoyado el contenido de su manifiesto (…) sobre todo cuando afirma que el problema de inseguridad ciudadana y violencia en el país sí tiene solución, a condición de que nos unamos”, subrayó la Conferencia Episcopal en su mensaje.

“Instamos a toda la sociedad a participar en este esfuerzo nacional de la manera más generosa, honesta y transparente para obtener el resultado de todos deseado: la paz social de nuestro país, ante el desafío de la violencia”, añadió.

Por su parte, el mandatario elevó sus oraciones pidiendo por la paz en El Salvador.

“Danos la paz que promete tu evangelio, aquella que el mundo no puede dar y que no se reduce a la ausencia de armas y conflictos sociales”, dijo el Presidente.

“De modo muy especial, te pedimos que las próximas elecciones en las que nuestro pueblo elegirá a sus autoridades municipales y legislativas, transcurran en paz, respeto y cordialidad entre los distintos institutos políticos en contienda”, añadió.

San Salvador, 21 de noviembre de 2014.