Print Friendly
  • El encuentro se celebrará en la isla Margarita, Venezuela, y congregará a jefes de Estado y de Gobierno de los países miembros del segundo organismo multinacional más grande del mundo, del cual El Salvador forma parte desde 1976 como país observador.

 

El presidente Salvador Sánchez Cerén participará el próximo sábado y domingo (17 y 18 de septiembre) en la XVI Cumbre de Jefes de Estados y de Gobierno del Movimiento de Países No Alineados (MNOAL), foro de concertación política que representa los intereses de naciones en vías de desarrollo.

 

La cumbre tendrá lugar en la isla Margarita, en la República Bolivariana de Venezuela, y a la misma asisten gobernantes de los 120 países miembros del MNOAL, así como de los 17 países observadores.

 

Actualmente, El Salvador, tanto a nivel interno como en conjunto con los países de la región centroamericana, realiza grandes esfuerzos para enfrentar la violencia que provoca el crimen organizado.

 

En ese sentido, una de las acciones que este movimiento puede realizar para contribuir a la paz y seguridad mundial es impulsar mayores y mejores controles para el comercio internacional de armas, en particular las armas pequeñas.

 

El Salvador es país observador de este foro mundial desde 1976, durante la gestión del coronel Arturo Armando Molina como presidente de la república.

 

El MNOAL es considerado el segundo organismo más grande del mundo después de las Naciones Unidas.

 

Al encuentro también asistirá el secretario general de ONU, Ban Ki-moon, y representantes de otros organismos multilaterales.

 

Desde su fundación en 1961, el MNOAL tiene como principal objetivo el establecimiento de una alianza de Estados independientes y la instauración de una corriente neutral y de no alineamiento con la política internacional de las grandes potencias del mundo, desempeñando un papel fundamental en el fortalecimiento de la paz y la seguridad internacionales.

 

 

La Cumbre del MNOAL tiene como prioridad la paz del mundo para el desarrollo y el bienestar de los pueblos y fomentar el diálogo de hermandad y respeto entre el concierto de naciones.

 

San Salvador, 16 de septiembre de 2016.