Print Friendly

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, firmó esta mañana el decreto de creación de Consejo Nacional de Educación (CONED), instancia con amplia representación de distintos sectores de la sociedad que propondrá acciones para alcanzar un sistema educativo universal y de calidad.

 

“De aquí saldrán acuerdos nacionales sostenibles, de corto, mediano y largo plazo en materia educativa, con el fin de continuar una transformación hacia una educación integral, universal y de calidad”, aseguró el mandatario tras firmar el decreto, en un acto realizado en Casa Presidencial en el que también se presentaron a los integrantes del CONED.

 

“Somos conscientes de que una misión de tal trascendencia como asegurar el derecho a la educación y trabajar por su fomento y difusión merece un ordenado mecanismo de participación que involucre a todo el país”, sostuvo el jefe de Gobierno.

 

El CONED será “una instancia consultiva de diálogo y concertación en materia de educación” y  “su composición será amplia, plural, permanente y con autonomía para el cumplimiento de sus objetivos y atribuciones”, reza el artículo 1 del decreto ejecutivo firmado por el mandatario.

 

El Consejo estará conformado por representantes del sector académico, centros de pensamiento, iglesias, ONGs, partidos políticos, empresa privada, gremiales sindicales, COMURES, personas especializadas en educación y medios de comunicación social, así como instituciones públicas y cooperación internacional en apoyo al proceso.

 

Estará compuesto además por una Secretaría Ejecutiva y una Secretaría Técnica. La primera estará a cargo la Secretaría de Gobernabilidad de la Presidencia, la cual convocará, facilitará y presidirá las sesiones del Consejo.

 

La Secretaría Técnica, por su parte, brindará apoyo en la interlocución entre los participantes y facilitará el diálogo, y será asumida por el Ministerio de Educación, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Organización de los Estados Americanos (OEA), la Unión Europea (UE), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI).

 

Las funciones desempeñadas por los miembros del Consejo tendrán carácter ad honórem y las acciones de este deberán estar articuladas con el Plan El Salvador Seguro, presentado por el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia, especialmente en lo relativo a fortalecer la educación en los municipios identificados como prioritarios en dicho plan.

 

Dentro de las atribuciones que tendrá el CONED, el presidente Sánchez Cerén destacó la de proporcionar insumos que ayuden a enriquecer las políticas y planes nacionales de educación y promover el desarrollo de estudios, y la elaboración de informes y evaluaciones sobre asuntos relacionados con la educación.

 

También hizo énfasis en otra de las atribuciones: contribuir a identificar mecanismos para el financiamiento de políticas y planes de educación, una de las prioridades señaladas también por el ministro de Educación, Carlos Canjura.

 

“Es un reto histórico que debemos asumir, que requiere del más amplio consenso y la mejor de las convicciones, el financiamiento a la educación es un acuerdo nacional que debemos de conseguir lo más pronto posible”, afirmó el titular del Educación durante el acto.

 

El sacerdote jesuita José María Tojeira, exrector de la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas” y miembro del CONED, calificó esta iniciativa como “una apuesta patriótica” que solamente tendrá sentido “si ofrecemos al resto del país una propuesta educativa que entusiasme, que anime a ver el futuro con confianza y que involucre a todos los sectores y fuerzas del país”.

 

En los mismos términos se expresó el representante de UNICEF en El Salvador, Gordon Lewis, quien aseguró que el lanzamiento del CONED “da vida a las palabras del presidente Sánchez Cerén, quien en su discurso de toma de posesión en junio de 2014, afirmó que la educación es el motor de desarrollo del El Salvador”.

 

“Hemos asumido con firmeza el mandato de la Constitución, que en el Artículo 53  establece que ‘El derecho a la educación y a la cultura es inherente a la persona humana; en consecuencia, es obligación y finalidad primordial del Estado su conservación, fomento y difusión’”, aseguró también el presidente Sánchez Cerén durante su discurso.

 

San Salvador, 13 de mayo de 2015.