Print Friendly
  • Para el gobierno central el embarazo en niñas y adolescentes constituye una forma de violencia que urge erradicar en El Salvador.

 

El Presidente Salvador Sánchez Cerén presentó hoy la Estrategia Nacional Intersectorial de Prevención de Embarazos en Niñas y Adolescentes, iniciativa que pretende erradicar este fenómeno social bajo un enfoque de respeto a los derechos humanos, de género e inclusión.

 

Esta ruta de trabajo plantea promover el empoderamiento de niñas y adolescentes para su pleno desarrollo, a través de un trabajo coordinado entre instituciones de gobierno, actores de la sociedad y población en general.

 

La Estrategia de Prevención de Embarazos en Niñas y Adolescentes se suma a los esfuerzos por contrarrestar este problema social con un programa integral para los próximos diez años.

 

Con la implementación de esta iniciativa se pretende fortalecer a las familias para que cumplan con su rol de protección y fomentar nuevos patrones culturales que promuevan la igualdad de género.

 

“Nuestro propósito es garantizar una vida libre de violencia sexual, acceso a la justicia, calidad educativa y la educación integral de la sexualidad”, dijo el gobernante.

 

Aseguró que a través de iniciativas como estas se está contribuyendo decididamente al cumplimiento de los compromisos adquiridos a través de los instrumentos normativos internacionales y nacionales de derechos humanos.

 

“Debemos fortalecer las medidas penales contra los autores de violencia sexual y, además, incidir en la conducta social de la población para que en nuestras comunidades se protejan los derechos de las niñas y adolescentes”, agregó.

 

Esta estrategia nacional es integral, con objetivos claros para garantizar los derechos de las niñas y adolescentes, mejorar sus condiciones de vida y transformar de manera positiva patrones socioculturales en la sociedad salvadoreña.

 

Para hacer efectivo este plan será imprescindible el trabajo intersectorial, para lo cual se han planificado acciones estratégicas que articulen el trabajo de instituciones públicas y privadas a nivel nacional y local.

 

“Trabajaremos con las familias, la sociedad organizada y otros sectores vinculados al desarrollo y bienestar de las niñas y adolescentes para disminuir el embarazo precoz. Fortaleceremos la educación integral en sexualidad para garantizar la protección y reconocimiento de los derechos de niñas y adolescentes como personas sociales”, dijo el gobernante.

 

Para el mandatario, uno de los principales retos es transformar “el negativo ideario social que reproduce inequidades y desigualdades”, por lo que es prioridad de su gobierno reducir las brechas sociales en bien para las niñas, adolescentes y mujeres”.

 

“Es tarea de todas y todos garantizar que vivan en un entorno propicio para su desarrollo integral, donde la familia cumpla su rol fundamental en la orientación, la formación y la educación”, dijo.

 

Precisó que en su administración se han alcanzado fundamentales logros para la niñez en sus primeros años de vida, por ejemplo, que el 99.9% de los partos son atendidos por personal médico calificado del sistema de salud pública, lo que ha permitido una reducción histórica de la mortalidad materna e infantil.

 

Aseguró además que se ha logrado una cobertura de vacunación por encima del 90%, reduciendo así los casos de enfermedades prevenibles.

 

Igualmente se ha disminuido en 42% la desnutrición crónica en escolares de primer grado, cifra en la que ha tenido incidencia el programa de Alimentación y Salud Escolar que beneficia a 1.2 millones de niños en 5,109 centros escolares.

También 1.3 millones de niñas, niños y adolescentes de 5.154 escuelas de kínder a bachillerato son beneficiados con los paquetes escolares.

 

“Hemos puesto en funcionamiento 21 hogares de espera materna, y 14 establecimientos de salud han sido acreditados como amigos de la niñez y las madres”, expresó el jefe de Estado.

 

San Salvador, 23 de noviembre de 2017.