Print Friendly

El presidente Salvador Sánchez Cerén afirmó hoy que una de las metas más importantes de su gobierno es lograr erradicar en cinco años el analfabetismo en el país, una apuesta que cuenta con el apoyo crucial de miles de voluntarios y voluntarias que actualmente están trabajando en 163 municipios.

Al iniciar este sábado el programa Gobernando con la Gente, el mandatario pidió aplausos para los jóvenes que colaboran con el Ministerio de Educación en la tarea humana de enseñar a leer y a escribir a quienes en el pasado no tuvieron la oportunidad de estudiar.

Al recordar que el próximo lunes se celebra el Día Internacional de la Alfabetización remarcó que desde el pasado gobierno, cuando también dirigió de forma ad honórem la cartera de Educación, se “ha logrado ir erradicando el analfabetismo en El Salvador”.

“Se alfabetizaron 170 mil jóvenes y adultos, y de ellos 77 mil lograron llegar a segundo y tercer nivel, siguieron estudiando, aunque son personas ya adultas”, expresó.

Para el jefe de Estado es muy significativo que “alrededor de más de 97 mil estudiantes son voluntarios”, quienes realizan labores de alfabetización en 163 municipios con la meta de llegar a 200 municipios en 2015.

Hasta el momento se ha declarado a 22 municipios como libres de analfabetismo, más la zona del Trifinio, en Santa Ana.

“Nosotros como gobierno nos podemos proponer erradicar el analfabetismo en El Salvador, que todas las personas sepan leer y escribir y esa es una de las metas de mi gobierno: Terminar con el analfabetismo en El Salvador”, afirmó el jefe de Estado.

Indicó que el analfabetismo disminuyó de 17.9% al 11.9%, por lo que es “una meta que se puede lograr en los cinco años”, llegar a un cuatro o cinco por ciento, “que es lo que se reconoce a nivel mundial como países libres de analfabetismo”.

San Salvador, 6 de septiembre de 2014.