Print Friendly

Para el gobierno central la defensa de los derechos humanos y el fomento de oportunidades para la participación ciudadana de los compatriotas residentes en el exterior constituye una de las principales líneas de trabajo contempladas en el Plan Quinquenal de Desarrollo 2014-2019.

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, se reunió hoy con el Consejo Nacional para la Protección y Desarrollo de la Persona Migrante y su Familia (CONMIGRANTES), para presentarles una agenda de trabajo creada por su gobierno para potenciar el desarrollo de los compatriotas en el extranjero.

La reunión se instaló como parte de los compromisos adquiridos por el mandatario el pasado sábado 9 de abril en la Residencia Presidencial, donde recibió a un grupo de salvadoreños radicados en diferentes partes del mundo, quienes le expusieron sus propuestas para garantizar una mejor calidad de vida para los salvadoreños que viven en el territorio nacional y fuera de él.

La propuesta de trabajo presentada por el Ejecutivo incluye el impulso de diferentes programas en áreas como salud, vivienda y seguridad social; educación, cultura e identidad; participación ciudadana, voto en el exterior, economía, inversiones, servicios consulares, potencial humano, migración y posicionamiento y rendición de cuentas.

El jefe de Estado reiteró la necesidad de impulsar un trabajo conjunto entre todas las instituciones del gobierno y las diferentes asociaciones y comités, para garantizar que las ideas presentadas en dicha agenda de trabajo den cumplimiento a las demandas de los compatriotas y sus familias, así como al respeto pleno de sus derechos civiles y políticos.

Destacó la firme voluntad de los salvadoreños en el exterior de contribuir, desde sus capacidades, al desarrollo del país, e invitó a las entidades agrupadas en este consejo a aprovechar los recursos ofrecidos por la diáspora salvadoreña.

“El compromiso que yo asumí el día sábado fue elaborar una ruta de trabajo para aprovechar esos recursos tanto que están fuera del país como las organizaciones y actores de la sociedad civil que trabajan este tema y que están representados en este consejo”, aseguró el mandatario.

“Tenemos un capital humano dispuesto, esa es la impresión que quedó en mí, quieren ser parte, que haya una cuestión recíproca, atenderles nosotros pero también ellos poner su parte”, expresó.

Manifestó que el salvadoreño tiene “esa enorme capacidad de organizarse y buscar defender sus derechos, ellos allá son una voz importante entre todo el sector migrante”.

En su intervención el jefe de Estado resaltó la necesidad de una pronta aprobación de la Política Nacional de Protección y Desarrollo de la Persona Migrante y su Familia, a través de la cual se garantizará el fomento de oportunidades para los compatriotas residentes en el exterior.

“Si no tenemos política, no tenemos ruta estratégica de trabajo, ese esfuerzo no debe dejarse para que en el corto plazo podamos entregar una política que tiene que ver con la protección del migrante y su familiares”, dijo.

El mandatario reiteró que la reunión constituía un primer acercamiento para analizar cómo dar cumplimiento a los compromisos adquiridos con la diáspora salvadoreña, y manifestó la disponibilidad de su gobierno de impulsar un firme y decidido trabajo para fortalecer este importante sector para el país.

San Salvador, 14 de abril de 2016