Print Friendly
  • El Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, se unió hoy a la alegría del pueblo cristiano salvadoreño por el regreso al país del Cardenal Gregorio Rosa Chávez, hombre de fe que a lo largo de su camino episcopal ha sido fiel al compromiso y entrega por la justicia y el bienestar de aquellos sectores más vulnerables.

 El gobernante llegó esta mañana al Aeropuerto Internacional Monseñor Óscar Arnulfo Romero para recibir personalmente a Su Eminencia Gregorio, nombrado Cardenal el pasado jueves 29 de junio en un consistorio público celebrado en el Vaticano por Su Santidad, el Papa Francisco, convirtiéndose en el primer cardenal en la historia del país.

“Bienvenido Cardenal Gregorio Rosa Chávez. Nos sumamos al júbilo y alegría del pueblo salvadoreño”, publicó el jefe de Estado en su cuenta de Twitter.

 

El gobernante, junto a los principales líderes de la Iglesia católica en El Salvador, recibió con un fraterno abrazo al Cardenal Rosa Chávez y caminó con él por el pasillo principal de la terminal aérea, a la que llegaron cientos de personas para darle la bienvenida a su patria.

 

“El Papa está muy cerca de nosotros (…) traigo un mensaje del Santo Padre de esperanza, de gozo y de paz”, expresó el Cardenal salvadoreño en el aeropuerto.

 

Aseguró que tras su nombramiento seguirá trabajando por la paz, la erradicación de la violencia, por la familia y los migrantes: “Ya estoy en casa, he hecho mucha memoria de lo que es este país y esta Iglesia. Un pueblo que recuerda su memoria es un pueblo con futuro”, añadió.

 

El Presidente expresa su gozo por el reconocimiento del Papa Francisco a un hombre humilde, querido por el pueblo salvadoreño y siempre comprometido con la búsqueda y mantenimiento de la paz y la justicia.

 

Reconocemos como Gobierno en el Cardenal Gregorio Rosa Chávez a un hombre entregado a las enseñanzas de Jesucristo, quien realizó notables contribuciones al proceso de paz en El Salvador y apoya constante la búsqueda de soluciones a los problemas que más afectan a la nación.

 

 

 

Reiteramos nuestra decisión de seguir trabajando, inspirados en el Beato Óscar Arnulfo Romero, en la consecución de un mejor país, donde la justicia e igualdad sean pilares fundamentales.

 

San Salvador, 4 de julio de 2017.