Print Friendly

 

El presidente Salvador Sánchez Cerén recibió hoy en Casa Presidencial al grupo de héroes cubanos, conocido como los Cinco, quienes figuran en la historia de Latinoamérica como fervientes luchadores que abanderaron el sueño de libertad defendiendo al pueblo de Cuba de ataques terroristas liderados por grupos opositores a su gobierno.

 

Gerardo Hernández Nordelo, Ramón Labañino Salazar, Antonio Guerrero Rodríguez, Fernando González Llort y René González Sehwerert purgaron largas condenas en Estados Unidos, mientras el clamor por su libertad se iba convirtiendo en una consigna que unió a muchos en el mundo, incluido a importantes sectores del pueblo salvadoreño.

 

“Son ustedes mensajeros de la esperanza y la dignidad de los pueblos de América Latina. Tenemos mucho que aprender de ustedes. Sepan que su historia seguirá alentando a nuestros pueblos a mantener vivo los ideales de justicia y libertad”, dijo el jefe de Estado en el solemne acto.

 

Para el mandatario, la experiencia vivida por estos héroes cubanos “simboliza el triunfo de la vida sobre el terrorismo y la muerte, un ejemplo de dignidad y de amor patrio que nos llena de orgullo a todos los latinoamericanos”.

 

“Este momento histórico que vivimos con su liberación se debe a la permanente lucha de organizaciones  solidarias en todo el mundo, entre ellas del pueblo de Estados Unidos, gobiernos, personalidades como numerosos premios Nobel y un gran número de instancias internacionales que no cesaron de buscar justicia para ustedes y para la hermana República de Cuba”, dijo.

 

Manifestó además que las naciones “compartimos un anhelo por la justicia”, por lo que la libertad de los Cinco fue motivo de tanta alegría para quienes defienden este ideal como uno de los principales valores del ser humano.

 

El gobernante agradeció a los héroes por poner “sin vacilaciones” su inteligencia y el sacrificio de sus vidas “al servicio del amor a la vida, a la patria, a la lucha contra el terrorismo para proteger de la muerte al pueblo de Cuba y también al de Estados Unidos”.

 

“Gracias por ser ejemplo de lucha y perseverancia, por demostrar nuevamente esa idea de José Martí de que un principio justo, desde el fondo de una cueva, puede más que un ejército”.

 

Por su parte, Gerardo Hernández Nordelo, miembro de los Cinco, manifestó que el estar compartiendo hoy con el pueblo salvadoreño “es un triunfo de la solidaridad y  de la unidad”, que tiene como trasfondo el mensaje de  que “cuando se persevera y se mantiene uno firme en sus principios aunque la victoria demora siempre llega y las ideas justas y la lealtad triunfan”.

 

“Nosotros, los Cinco, por supuesto que nos inspiramos en el ejemplo de resistencia y de lucha de nuestro pueblo, de nuestra revolución, pero también nos  sirvió de inspiración el ejemplo de lucha, de sacrificio y de resistencia del pueblo salvadoreño”, expresó Hernández Nordelo entre aplausos.

 

Durante su discurso el presidente Sánchez Cerén celebró el acercamiento entre los gobiernos de Cuba y Estados Unidos, ya que constituye  “un signo de entendimiento y respeto a la igualdad soberana de los Estados y a la autodeterminación de los pueblos”.

 

“Este hecho es una clara muestra de que Latinoamérica está marcando una tendencia que abona hacia un mundo multipolar, en el cual la región se ha comprometido a trabajar por la paz, la justicia, el desarrollo, el entendimiento y la solidaridad entre las naciones”, dijo.

 

Agregó que  el Gobierno de El Salvador se congratula por la reapertura de las embajadas de ambos países, ya que es un paso clave dentro del proceso de normalización de las relaciones entre ambos gobiernos.

 

El mandatario aseguró que el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y los Estados Unidos fortalecerá los lazos de buen entendimiento entre los países del continente americano, sin embargo, considera indispensable ponerle fin al bloqueo contra el  pueblo cubano, para lograr la plena estabilidad y desarrollo del país caribeño.

 

San Salvador, 21 de julio de 2015.