Print Friendly

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, recibió esta tarde de manos del expresidente Alfredo Cristiani los documentos y el acta original de los Acuerdos de Paz, que en adelante serán resguardados por la Presidencia de la República y puestos al servicio de toda la nación.

“Estos documentos y el acta original de los Acuerdos de Paz firmados el 16 de enero de 1992, acuerdos que marcaron el inicio de una nueva época para El Salvador, quedarán en resguardo a perpetuidad y puestos al servicio de la nación”, aseguró el mandatario en el acto de entrega.

El acta original se entregó de forma simbólica a estudiantes del Centro Escolar República de Colombia y del Centro Escolar República de España, para enfatizar la importancia que tiene para las futuras generaciones preservar estos documentos históricos.

El gobernante, quien también es uno de los firmantes de los Acuerdos de Paz, destacó el valor cultural, además del peso histórico, de estos documentos, pues, según dijo, desde su firma “surge o se da el renacer de una cultura de la esperanza, de la paz, del entendimiento, de la comprensión, del diálogo, de la inclusión”.

“Estos documentos tienen un valor importante para la historia de nuestro país, no solamente porque declara el fin del conflicto armado en El Salvador, sino porque marca el inicio de una nueva era, el inicio de la transición hacia la democratización de la sociedad”, sostuvo.

Añadió que los Acuerdos de Paz convirtieron a El Salvador en un referente político e histórico en Latinoamérica y el mundo, al convertirse en el primer país en encontrar una solución a un conflicto armado a través del diálogo.

“La existencia de estos documentos debe ayudarnos a tener presente la vigencia de los Acuerdos y la responsabilidad de construir el país que queremos, El Salvador que queremos”, dijo el presidente.

“El espíritu de los Acuerdos de Paz es el que estamos poniendo en práctica en el diálogo y la búsqueda de consenso con los diversos sectores del país en este gobierno”, agregó.

Tras la entrega, la Secretaría de Cultura declaró los documentos como Bien Histórico Cultural de El Salvador.

En el acto estuvieron presentes algunos de los hombres y mujeres firmantes de los Acuerdos de Paz.

San Salvador, 16 de octubre de 2014.