Print Friendly

El presidente Salvador Sánchez Cerén agradeció hoy a los diputados y diputadas de la Asamblea Legislativa por la aprobación de la reforma fiscal, pues constituye una parte importante de la estrategia de desarrollo social y económico del país.

Los fondos que se recaudarán con estos impuestos, que de ninguna manera afectarán a la población más pobre, permitirán “continuar con los programas (sociales) y abrirnos a nuevas propuestas como entregar computadoras a las escuelas, abrirnos a ampliar el paquete escolar al bachillerato, invertir y apoyar al sector empresarial con créditos”, dijo el mandatario en una conferencia de prensa.

El gobernante explicó que la estrategia del gobierno abarca el desarrollo de la política social, que ha permitido la reducción de la pobreza y la desigualdad en El Salvador, así como el impulso al desarrollo productivo.

Remarcó que el gobierno y la empresa privada están haciendo grandes apuestas de inversión, a las que se sumarán los beneficios del FOMILENIO II, los proyectos que forman parte del Asocio para el Crecimiento, así como las acciones que tienen que ver con la generación de energía limpia. “Eso va a generar una dinámica de crecimiento”, expresó el jefe de Estado.

El gobernante, durante su discurso con motivo de entregar 177 viviendas a una comunidad del municipio de San Julián, en Sonsonate, también dijo que con la aprobación de la reforma fiscal la Asamblea Legislativa ha permitido que los estudiantes sigan recibiendo los zapatos, útiles y uniformes, así como otros importantes programas incluidos en la Ley de Desarrollo y Protección Social.

“Seguirán teniendo el Vaso de Leche, van a tener atención en el sistema de salud público. Con estos fondos vamos a comprar las vacunas que no podíamos comprar porque no teníamos recursos y vamos a completar la compra de los medicamentos”, expresó el gobernante.

Añadió que los detractores de estas medidas, como el partido ARENA y la ANEP, dicen que todo el mundo está opuesto a la reforma fiscal, pero “la gente más humilde sabe que ese impuesto no va a afectar a los de menores recursos”.

San Salvador, 31 de julio de 2014.