Print Friendly

El presidente Salvador Sánchez Cerén reiteró hoy su compromiso con las víctimas del pasado conflicto armado en El Salvador, durante la ceremonia de conmemoración del 23 aniversario de los Acuerdos de Paz, firmados el 16 de enero de 1992 en el Castillo Chapultepec, en México.

“Es necesario también que hablemos de la verdad y de la justicia, especialmente para las víctimas inocentes del conflicto y sus familias”, dijo el mandatario durante este simbólico evento que reunió a miles de personas de la sociedad civil, así como a funcionarios de los tres órganos del Estado, la cooperación internacional y otros organismos.

Agregó que  “solo a través del diálogo sincero se logra reparar y concretar las demandas y obligaciones en acciones a favor de las víctimas. Pero, en definitiva, es fundamental que las demás instituciones del Estado investiguen e impartan justicia”.

En su discurso, el mandatario hizo un reconocimiento al sacrificio de miembros de las Fuerzas Armadas en el conflicto. “Sabemos que ellos también realizaron esfuerzos hasta llegar finalmente a los Acuerdos de Paz”, aseguró.

En este sentido también explicó que  como demostración del firme compromiso con la reintegración de estos elementos, el primer gobierno del FMLN pagó la deuda de $19 millones de dólares que el Estado mantenía con los lisiados de guerra. “Seguimos trabajado para incluirlos en los programas sociales y económicos”, enfatizó.
El mandatario destacó además la instalación del Consejo Directivo del Programa de Reparación de Víctimas de Graves Violaciones a los Derechos Humanos ocurridas en el Contexto del Conflicto Armado Interno, como una de las iniciativas impulsadas desde el gobierno a favor de este sector.

“Estaré velando e instruyendo medidas tendientes a la reparación colectiva. Estamos trabajando para garantizar el cumplimiento de medidas individuales, en el marco de las sentencias internacionales ordenadas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Todo eso es necesario para que la sociedad recobre la confianza en las instituciones y en el anhelo de paz”, dijo el mandatario.

San Salvador, 16 de enero de 2015.