Print Friendly

El presidente Salvador Sánchez Cerén se unió al homenaje en memoria de Schafik Hándal, líder histórico de la izquierda salvadoreña, recordando su cercanía a los sectores excluidos y su lucha por la paz y el bienestar social.

“La firma de los Acuerdos de Paz se deben a este hombre, Schafik; él condujo la delegación del FMLN que negoció con el gobierno y que ha sentado la bases de este país que estamos construyendo ahora”, dijo el mandatario en el homenaje, realizado en el Cementerio los Ilustres, San Salvador, lugar en que fue sepultado el luchador social, fallecido el 24 de enero de 2006.

El mandatario destacó el involucramiento que desde temprana edad Schafik Hándal tuvo en las luchas sociales.

“Fue un dirigente estudiantil, un dirigente universitario que defendió la idea de la organización estudiantil y además defendió las ideas de luchar por organizar y defender los intereses de la clase obrera y la clase campesina”, afirmó.

Indicó también que la voluntad de diálogo y entendimiento que demostró el también exdiputado y excandidato a la presidencia a los largo de su vida es digna de ser imitada.

“Es algo que con Schafik entendimos, que en el camino también hay que construir un país, y hay que tener esa capacidad de dialogar, hay que tener esa capacidad de entenderse, de llegar a consenso, de construir acuerdos, pero sobre la base del respeto a las ideas de todos aquellos que participan”, sostuvo.

Aseguró que su gobierno goza de esa voluntad para buscar entendimientos con todos los sectores, favoreciendo una relación cercana a aquellos históricamente excluidos.

“Nuestra lucha no puede estar alejada del pueblo, no podemos alejarnos del pueblo, no podemos alejarnos de los sectores”, dijo.

“Cada uno de nosotros tiene que trabajar por unir al pueblo, para construir, para hacer y llevar esas grandes obras adelante”, añadió.

San Salvador, 24 de enero de 2016.