Print Friendly, PDF & Email
  • El gobernante también rindió cuentas a las familias de El Mozote y zonas aledañas sobre los avances del Ejecutivo en el cumplimiento de la Sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, la cual también incluye acciones que son competencia de los otros dos órganos del Estado y la Fiscalía.

 

El Presidente Salvador Sánchez Cerén rindió cuentas a las familias de El Mozote sobre las acciones realizadas por el Gobierno en el marco de la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que mandató al Estado salvadoreño impulsar acciones para la reparación, restitución y rehabilitación de las víctimas, así como sanciones para los ejecutores de estas masacres.

 

En su mensaje, el jefe de Estado aseguró que el genocidio de El Mozote se mantuvo en la sombra durante años sin ser reconocido por el Estado salvadoreño, y la resolución de la Corte “es una condena” que involucra los 3 órganos del Estado y a la Fiscalía.

 

Precisó que para cumplir con esta reparación “moral y material” se puso en marcha desde 2012 el Programa de Desarrollo Social Integral de El Mozote y Lugares Aledaños, coordinado por la Secretaría Técnica y de Planificación de la Presidencia.

 

En este sentido, uno de los esfuerzos fundamentales del gobierno ha sido la depuración e integración del Registro de Víctimas y Familiares de Víctimas, para lo cual se ha utilizado la base histórica de la Asociación Promotora de Derechos Humanos de El Mozote y los listados de la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

 

Por otra parte, explicó que el Ministerio de Relaciones Exteriores ha avanzado con el pago de indemnizaciones a un total de 143 víctimas del caso desde diciembre 2015 hasta agosto de 2017, según los listados de la sentencia emitida por la Corte que corresponden a víctimas sobrevivientes y familiares de víctimas ejecutadas.

 

Aseguró que también ha habido importantes avances en las diferentes medidas de reparación, como por ejemplo en el componente de infraestructura vial y servicios básicos.

 

“Se registran mejoras en el sistema de las vías de comunicación pública y en el mejoramiento de caminos vecinales de las comunidades de la zona. Algunas obras aún se encuentran en ejecución, pero se espera finalicen en los primeros meses de 2018”, dijo.

 

Hasta la fecha se han ejecutado 12 proyectos de energía eléctrica, los cuales benefician a 200 familias. Para aquellos que aún no tienen el servicio, ya están en proceso de ser ejecutadas dos subastas con las cuales finalizaría el plan de electrificación del cantón El Mozote.

 

Por su parte, el Viceministerio de Vivienda y Desarrollo Urbano se encuentra realizando el Programa de Desarrollo Habitacional, que contempla la construcción de 12 viviendas nuevas y el mejoramiento de 7 más para las víctimas reconocidas por la sentencia como desplazadas.

 

Con respecto al componente de acceso a servicios de salud, el Ministerio de Salud ejecutó el proyecto denominado Ampliación, Remodelación y Equipamiento de la Unidad Comunitaria de Salud Familiar-Básica El Mozote. Además se asignó un vehículo para el traslado de pacientes a la micro red Perquín.

 

En materia educativa, el Ministerio de Educación ha dado inicio a la primera fase de construcción de una nueva escuela en El Mozote, bajo el modelo de Centros Educativos Integrales y se han realizado reparaciones en seis centros escolares ubicados en el Caserío El Mozote y zonas aledañas.

 

El Programa de Desarrollo Social también incluye el fortalecimiento de las capacidades técnicas y de infraestructura productiva. Además, Ciudad Mujer ha brindado capacitación en materia de autonomía económica para las mujeres.

 

“Quiero resaltar que para el cumplimiento del programa ha sido fundamental trabajar junto a las personas afectadas, ellas han estado presentes en todo el proceso y han sido el centro de cada una de nuestras acciones”, dijo el Presidente.

 

“Tengan la seguridad de que nuestro gobierno no se detendrá en su misión de dar una respuesta favorable a las víctimas. Tenemos el compromiso y la voluntad de cumplir cada una de las medidas, vamos a acompañar a todas las comunidades en la construcción de más y mejores oportunidades para una vida digna”.

 

 

 

Caserío El Mozote, Meanguera (Morazán), 9 de diciembre de 2017.