Print Friendly

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, felicitó a Su Santidad el papa Francisco en ocasión de cumplir su segundo aniversario como máximo guía de la iglesia Católica y le agradeció, en nombre de todo el pueblo salvadoreño, el respaldo para que avanzara la causa de beatificación de Monseñor Óscar Arnulfo Romero.

“En nombre del Pueblo de El Salvador, de mi esposa Margarita y el mío propio, tengo el honor de dirigirme a Usted para presentarle nuestras más sinceras felicitaciones en ocasión del segundo aniversario de su Pontificado, el cual se ha caracterizado por su humildad, su cercanía al Pueblo de Dios y su firme determinación para llevar a cabo una beneficiosa renovación en el seno de la Iglesia Católica”, escribió el jefe de Estado en la carta enviada ayer 13 de marzo al Vaticano.

El Presidente ofrece al Sumo Pontífice sus “mejores augurios para que su Santo Ministerio cuente siempre con la fortaleza, sabiduría e iluminación del Espíritu de Dios para conducir sus decisiones en el más fiel cumplimiento de la voluntad del Creador”.

Además, externó el más profundo agradecimiento “de todo el pueblo salvadoreño por su incondicional apoyo y respaldo en la promulgación del decreto de la Congregación para las Causas de los Santos, por medio del cual se reconoció el martirio por odio a la fe de nuestro amado Obispo Mártir y Guía Espiritual de la Nación salvadoreña, Monseñor Oscar Arnulfo Romero”.

El gobernante dijo que la ceremonia de beatificación, que se llevará a cabo el próximo 23 de mayo, será “una de las más importantes páginas en la historia de El Salvador”.

El presidente Sánchez Cerén visitó al papa Francisco el 25 de abril de 2014, cuando era mandatario electo, reunión en la que, según ha comentado el jefe de Estado, sintió mucha esperanza en que por fin avanzaría la causa de Monseñor Romero.

Todas las conversaciones con el papa Francisco y Monseñor Vincenzo Paglia, postulador de la causa, tuvieron como centro “la figura de Monseñor y la identificación de él con la causa de la paz, con la causa de los pobres, con la causa de generar esperanza y generar el futuro de nuestro país”, expresó el jefe de Estado el pasado 11 de marzo durante la conferencia en la que se dio a conocer la fecha de la beatificación.

San Salvador, 14 de marzo de 2015.