Print Friendly
  • El líder de la nación expresó su confianza en que los más de 23 mil policías y soldados, quienes mantendrán una intensa actividad operativa, asegurarán la tranquilidad de las familias durante las fiestas de Navidad y Año Nuevo.

“Los salvadoreños y salvadoreñas tendrán unas fiestas de Navidad y Año Nuevo muy seguras y tranquilas con la protección de la Policía Nacional Civil y la Fuerza Armada”, manifestó hoy el presidente Salvador Sánchez Cerén con motivo de la puesta en marcha del Plan Navidad Segura.

Por instrucción presidencial la Policía Nacional Civil y la Fuerza Armada diseñaron un plan especial para proteger a la ciudadanía en estas festividades, el cual recibió su orden de inicio este 14 de diciembre durante un acto especial encabezado por el ministro de justicia y seguridad pública, Benito Lara, realizado en el parque Bicentenario, en San Salvador.

En este mismo acto también fueron juramentados 238 nuevos agentes de la PNC, quienes se integran a las labores de protección de las familias salvadoreñas.

El Plan Navidad Segura contempla la acción coordinada de la PNC, la Fuerza Armada, el Cuerpo de Bomberos y la Dirección General de Protección Civil; e incluye la operatividad intensa de 23 mil policías y soldados en todo el territorio nacional hasta el 3 de enero de 2016, con el fin de contrarrestar cualquier amenaza y asegurar la tranquilidad ciudadana.

 

El accionar conjunto comprende dispositivos en zonas comerciales y financieras para proteger los salarios y aguinaldos de empleados y trabajadores, así como para proteger los negocios.

 

Las carreteras tendrán controles vehiculares y patrullajes para contrarrestar hechos delictivos y prevenir accidentes de tránsito, los cuales -según las estadísticas- son la principal causa de fallecimientos en este período.

 

Los efectivos de seguridad impedirán la portación de armas de fuego en sitios públicos y procederán a su decomiso, según ordena la ley. También harán efectiva la prohibición de artículos pirotécnicos y decomisarán el material no autorizado.

 

San Salvador, 14 de diciembre de 2015.