Print Friendly, PDF & Email
  • El gobernante recibió a una delegación de senadores y congresistas estadounidenses, con quienes abordó los esfuerzos que ambos países impulsan en la región en el marco de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte y sobre la situación migratoria de miles de salvadoreños en Estados Unidos.

 El Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, se reunió este lunes en Casa Presidencial con una delegación de senadores y congresistas de Estados Unidos, con quienes abordó temas relacionados a la generación de oportunidades en la región para frenar la migración irregular y sobre la situación migratoria de los compatriotas salvadoreños amparados en el Estatus de Protección Temporal (TPS).

La comitiva estadounidense estuvo compuesta por los senadores Tom Carper y Jeff Merkley, así como por los congresistas Don Beyer, Luis Correa, Donald Norcross y Lisa Blunt Rocheste, todos del Partido Demócrata, quienes estuvieron acompañados de la embajadora de Estados Unidos en el país, Jean Manes, y de funcionarios de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por su sigla en inglés).

Por su parte, el Presidente Sánchez Cerén estuvo acompañado por el ministro de Relaciones Exteriores, Carlos Castaneda; el ministro de Justicia y Seguridad Pública, Mauricio Ramírez Landaverde; el viceministro de Prevención Social, Roberto Flores Hidalgo; el director de la Policía Nacional Civil, Howard Cotto; el director de Centros Penales, Marco Tulio Lima; y la directora de Migración y Extranjería, Evelyn Marroquín.

El gobernante agradeció a los senadores y congresistas el apoyo brindado por su país a las naciones del Triángulo Norte (El Salvador, Guatemala y Honduras) a través de la Alianza para la Prosperidad, mediante la cual los gobiernos de la región trabajan junto a Estados Unidos en la generación de oportunidades de desarrollo a nivel local, disminuyendo así los flujos de migración irregular hacia la nación norteamericana.

“Esos recursos [otorgados a través de esta alianza] han generado paz, un mayor ambiente de prosperidad, mejores condiciones en la seguridad pública, ha mejorado la situación de nuestros niños y niñas que están en riesgo, y la situación de jóvenes que buscan oportunidades de trabajo, y también hemos logrado dinamizar el sector productivo”, aseguró el jefe de Estado.

El canciller salvadoreño, Carlos Castaneda, señaló que durante el encuentro también se hizo referencia a la situación de los salvadoreños que están inscritos al TPS, cuya vigencia se extenderá hasta el próximo 9 de septiembre, fecha en la que se dará fin al mismo, según anunciaron las autoridades gubernamentales de Estados Unidos.

“Particularmente el congresista Luis Correa expresó al Presidente de que ellos presentarán una iniciativa de ley ante el Congreso de Estados Unidos para insistir por el TPS para 190 mil salvadoreños”, aseguró el ministro.

Añadió que durante la reunión se reconoció el esfuerzo realizado por el gobierno salvadoreño para frenar los flujos migratorios irregulares hacia Estados Unidos.

“El Salvador ha logrado que los flujos migratorios se hayan reducido hasta en un 60%, incluso en las caravanas migratorias El Salvador es el que menos integrantes ha tenido”, indicó el ministro Castaneda.

San Salvador, 18 de febrero de 2019.