Print Friendly

El presidente Salvador Sánchez Cerén envió hoy un mensaje de solidaridad a las familias de los agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) y los miembros de la Fuerza Armada que han muerto en cumpliendo de su deber de garantizar la seguridad y tranquilidad de las familias salvadoreñas.

 

“Quiero rendir un homenaje y desde aquí, desde San Rafael Cedros, enviar mi más grandes condolencias a la familias de todos los miembros de la Fuerza Armada caídos y a los miembros de la PNC caídos”, dijo el gobernante en un evento con el sector agrícola, realizado en el referido municipio.

 

“Sus muertes no van a quedar impunes, este gobierno está preparado para llevar tranquilidad y paz al país”, subrayó.

 

El mandatario aseguró que los efectivos de los cuerpos de seguridad que han sido atacados están comprometidos con garantizar la paz, en el marco estricto de la ley.

 

Reiteró que el gobierno trabaja en la implementación de acciones –algunas ya anunciadas anteriormente– en los campos de la represión y la prevención del delito.

 

Este conjunto de medidas “están basadas en la ley. Nosotros no estamos actuando fuera del marco de la ley, la cual nos mandata a garantizar la seguridad de las familias, de los ciudadanos”, dijo.

 

Recordó que en el ámbito de la prevención su gobierno ha propuesto medias enfocadas en el aprendizaje y el empleo para los jóvenes.

 

“También estamos trabajando en los centros penales, ahora se está movilizando una cantidad de personas privadas de libertad de un centro penal a otro centro penal, para evitar que desde los centros penales dirijan las operaciones criminales”, aseguró.

 

San Salvador, 21 de abril de 2015.