Print Friendly
  • El jefe de Estado se encuentra en Colombia como invitado especial de la histórica firma del acuerdo de paz con la que el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las FARC-EP ponen fin a más de medio siglo de conflicto.

 

 

Consolidar la paz en América Latina debe ser una prioridad para los países de la región, expresó el presidente Salvador Sánchez Cerén en la ciudad de Cartagena de Indias, Colombia, donde este día participa como invitado especial en la ceremonia donde se sella el acuerdo de paz entre el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las FARC-EP.

 

Para el estadista salvadoreño, quien hace casi 25 años fue signatario de los Acuerdos de Paz que trajeron una nueva etapa de democracia a El Salvador,  “América Latina debe ser una zona de paz”, ya que solo de esta forma se podrá construir el desarrollo para los pueblos.

 

En este sentido, precisó que “es un honor para el gobierno y el pueblo salvadoreño participar en esta ceremonia”, que convierte a Colombia  “en el centro de la paz del mundo”.

 

“Hemos acompañado este proceso con nuestra experiencia y vamos a seguir apoyándolos porque creemos que América Latina debe ser una zona de paz”, enfatizó el presidente, uno de los artífices de la construcción de la paz en nuestro país.

 

Remarcó que el próximo año El Salvador cumple 25 años de la firma de sus acuerdos de paz, logrando en este tiempo “una paz estable y duradera”.

 

Aseguró que la firma de la paz en Colombia “abre una nueva historia para Latinoamérica”.

 

El Salvador ha tenido el reconocimiento internacional por el cese al conflicto armado, considerándolo como ejemplo de una negociación exitosa, que no solo cumplió con poner fin a una guerra interna, sino con los compromisos que derivaron del post conflicto, resaltando el proceso de reinserción y política social.

 

En este sentido, el país fue invitado por Naciones Unidas para aportar en Colombia la experiencia adquirida en el proceso de consolidación de la paz.

 

Dicho respaldo fue reiterado en la más reciente visita oficial a El Salvador que hizo el presidente colombiano, Juan Manuel Santos.

 

Durante este encuentro el presidente Sánchez Cerén revalidó la voluntad de El Salvador de apoyar y brindar su experiencia al proceso de paz y postconflicto en Colombia.

 

Bajo este contexto, El Salvador forma parte de la Misión Política Especial de la ONU, encargada de verificar y observar el proceso, para lo cual el Presidente nombró cinco oficiales de la Fuerza Armada de El Salvador.

 

Dicha delegación está conformada por  el general de brigada, Mauricio Villacorta Rivas, jefe adjunto de observadores; coronel Darío Salvador Hernández Vega, jefe regional; coronel Elmer Abraham Hernández Sánchez; jefe del U3; coronel Saúl Ernesto Orantes, jefe de región, y el sargento Jorge Alberto Jiménez, auxiliar del U3.

 

“Hemos colaborado desde nuestras modestas posibilidades con el proceso, trasladando la experiencia al presidente Santos, también trasladando la  experiencia  al comandante Timoleón Jiménez y estamos participando en la fuerza de verificación de Naciones Unidas”, informó hoy el canciller Hugo Martínez, a través de un contacto telefónico realizado desde Colombia.

 

Cartagena (Colombia), 25 de septiembre de 2016.