Print Friendly, PDF & Email
  • Durante el programa Casa Abierta, el alcalde del Común de Izalco agradeció al mandatario su «apoyo incondicional hacia los pueblos indígenas» por haber vetado las reformas a la Ley del Patrimonio Cultural.

 El alcalde del Común de la región de los Izalcos, Mateo Rafael Latín, participó junto a más de 100 productores de cacao en el programa Casa Abierta, ocasión que aprovechó para agradecer al Presidente Salvador Sánchez Cerén «el apoyo incondicional hacia los pueblos indígenas, por haber vetado la ley que habían propuesto en la Asamblea Legislativa».

 

El veto presidencial rechazó una serie de reformas a la Ley del Patrimonio Cultural, que buscaban proteger únicamente aquellos bienes culturales así declarados, dejando fuera a los  no establecidos así, como el caso de Tacuscalco.

 

«Hablar de Tacuscalco es hablar de la región de los Izalcos, es hablar de nuestras tierras, donde se cultivaba la mejor calidad, en esa época, del cacao», sostuvo.

 

El alcalde dijo además que el veto presidencial a esta Ley hace posible que se expanda la producción de la semilla de cacao ancestral con que cuenta la zona, gracias a la recuperación de sus tierras.

 

«Con el veto que nuestro señor Presidente le ha dado a esa ley, es posible que empecemos a recuperar y empecemos a ver florecer ese cacao, que no va a servir simplemente en la zona, sino a nivel nacional, porque le va a dar un gran impulso», añadió.

 

La cepa de cacao blanco que se produce en nuestro país es una de las mejores de la región Mesoamericana, una herencia ancestral de la zona de los Izalcos y Nonualcos.

 

La Alcaldía del Común de Izalco representa a la comunidad indígena de la región de los Izalcos, y es la única de esa naturaleza en nuestro país.

 

 

San Salvador, 25 de agosto de 2018.