Print Friendly

El presidente Salvador Sánchez Cerén constató hoy de primera mano las acciones que realizan distintas instituciones del Gobierno para combatir al zancudo transmisor del dengue y la fiebre chinkungunya, esta última enfermedad detectada recientemente en el país.

El jefe de Estado verificó la ejecución de dichas acciones en el Centro Escolar Cantón El Zapote Abajo, del municipio de Ayutuxtepeque, zona en la que se ha detectado la mayor cantidad de casos de personas con síntomas asociados a la fiebre chinkungunya, desconocida hasta la fecha en el país y que es transmitida por el mismo zancudo que contagia el dengue, según informó la ministra de Salud, Violeta Menjívar.

En esa zona, el Ministerio de Salud había reportado hasta la semana pasada más de mil casos de personas que presentan síntomas asociadas a esa enfermedad: fiebre, dolor de articulaciones, dolor de huesos y músculos y ronchas que forman placa. Otros municipios en los que se han presentado cuadros similares, aunque en menor cuantía, son Mejicanos, San Salvador y San Vicente.

Ante esta situación, el presidente Sánchez Cerén aseguró que ha instruido al Secretario para Asuntos de Vulnerabilidad y Director General de Protección Civil, Jorge Meléndez, que se decrete una alerta estratificada en las zonas afectadas por este brote.

“Esto ya no depende solo del Ministerio de Salud porque puede convertirse en una epidemia. Queremos atacarlo en los primeros orígenes y por eso es que vamos a activar el sistema de alerta en estos lugares. Lo vamos a ir extendiendo en la medida que se vaya agrandando, pero el propósito de hacer la convocatoria es atacarlo acá en esta región para que no se expanda en todo el país”, dijo el mandatario.

Por su parte, la ministra de Salud, Violeta Menjívar, invitó a la población que ya ha sido afectada por esta nueva enfermedad a acercarse a los centros de salud, guardar reposo y consumir abundantes líquidos, e hizo especial énfasis en la destrucción de los criaderos de zancudos para prevenir otros casos.

“Ya lo hemos explicado de manera didáctica, que podemos ponerle muchísima fumigación, pero si el criadero está ahí no sirve de nada. La fumigación solo mata el zancudo adulto, a la larva no le hace nada, por lo tanto es el origen del problema el que hay que destruir, el criadero”, dijo la funcionaria.

La jornada supervisada por el mandatario salvadoreño  consistió en la implementación de acciones antivectoriales: abatización en depósitos de agua, destrucción de criaderos de zancudos,  recolección de desechos inservibles y charlas educativas sobre cómo prevenir y actuar en casos de dengue. Además, se brindó asistencia médica a personas con síntomas de dengue o de chinkungunya.

Durante su recorrido por el Centro Escolar Cantón El Zapote Abajo, el Presidente de la República conversó con los médicos encargados de brindar asistencia a la comunidad estudiantil del lugar, con sus docentes, estudiantes y padres de familia, con quienes verificó las medidas que se han implementado para controlar la situación en torno a los casos de dengue y chinkungunya.

Junto al MINSAL se unieron a esta jornada el Ministerio de Educación, el Instituto Salvadoreño del Seguro Social y la Alcaldía Municipal de Ayutuxtepeque, en colaboración con habitantes de los cantones El Zapote abajo, El Zapote medio y el Zapote alto.

El director de la escuela, Sergio Vanegas, agradeció al mandatario su presencia en la jornada de combate a estas enfermedades: “Nos ha ganado a la escuela y la comunidad, usted es un presidente que va a estar al lado de su pueblo”, expresó el docente.

San Salvador, 18 de junio de 2014.