Print Friendly
  • La inversión destinada por el gobierno para este proyecto asciende a más de $76 millones y se proyecta que el nuevo hospital inicie su funcionamiento en marzo de 2019.

 

El Presidente Salvador Sánchez Cerén inspeccionó hoy la construcción del Hospital Regional de San Miguel del ISSS, el cual beneficiará a una población de más de 200 mil derechohabientes de la zona oriental del país.

 

La infraestructura tendrá capacidad para albergar 160 camas y 64 consultorios de medicina general y especialidades con todas sus áreas de apoyo, además de cinco quirófanos para cirugía electiva y tres para cirugía de emergencia.

 

El hospital contará con diversas áreas distribuidas en siete edificios, tales como consulta externa, mantenimiento, farmacia, laboratorio, banco de sangre, nefrología, unidades de atención médica, áreas de alimentación, lavandería, almacén, neonatología, centro quirúrgico, hospitalización, ginecología, unidad de cuidados intensivos, rehabilitación y emergencia.

 

La construcción inició el pasado mes de diciembre y se registra un avance del 26.66%, generando más de 700 empleos por mes.

 

La obra tiene un plazo de ejecución de 27 meses, por lo que estará listo hacia marzo de 2019.

 

La obra se construye en el antiguo terreno de la Unidad Médica del ISSS y para garantizar la atención y continuidad en los tratamientos, se han direccionado los diferentes servicios a otros centros de salud e inmuebles a fin de no afectar la atención médica de los usuarios.

 

Estos centros de atención son el Hospital San Juan de Dios, Edificio Pereira, Edificio Molina Vásquez, Hospital Nuestra Señora de la Paz, y Hospital San Francisco, todos de fácil acceso para la población derechohabiente del ISSS en el oriente del país.

 

El Hospital Regional de San Miguel da cumplimiento a uno de los ejes de trabajo del Plan Quinquenal de Desarrollo 2014-2019, que es brindar servicios con calidad, calidez y oportuna atención a las familias salvadoreñas.

 

El director del ISSS, Ricardo Cea Rouanet, informó que el hospital en san Miguel es probablemente el proyecto “más grande que se va a desarrollar en salud en este quinquenio”.

 

“Lo importante de esta construcción es que no va a ser necesario que la gente que consulta en el ISSS en la zona oriental tenga que ir a San Salvador porque va a tener todos los servicios, excepto tratamiento de cáncer porque para eso ya hay un hospital propio”, dijo Cea Rouanet.

 

Destacó que la inversión para la ejecución de este proyecto se está haciendo con fondos propios de la institución, sin recurrir a préstamos ni titularizaciones.

 

“Gracias  a que usted, señor Presidente, nos aprobó en el 2015 el incremento al techo de cotización, esto es fruto de esa autorización, porque esa cotización que ustedes nos dieron permite que el ISSS reciba anualmente alrededor de $40 millones”, informó.

 

El nuevo hospital significará un incremento en la atención y mejora de la calidad del servicio que brinda el ISSS para la población derechohabiente de los departamentos de San Miguel, Usulután, La Unión y Morazán.

 

La obra se suma a los proyectos ejecutados en otros centros de salud a nivel nacional, los cuales constituyen una apuesta de la actual gestión por mejorar los servicios de salud que se brindan a la población y adecuar espacios a las necesidades de los derechohabientes.

 

Durante el recorrido el mandatario estuvo acompañado además por el Vicepresidente Oscar Ortiz, el designado de la dirección para proyectos de inversión, Rudy Bonilla, y la coordinadora del proyecto por parte de la Oficina de la Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS), Kathy Kury.

 

San Miguel, 17 de noviembre de 2017.