Print Friendly, PDF & Email
  • El jefe de Estado reiteró que su gobierno ha declarado emergencia parcial en las zonas afectadas por el desabastecimiento, movilizando recursos para suministrar del vital líquido a esas comunidades.

 

El Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, verificó personalmente este miércoles los avances en los trabajos que realiza la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA) para reparar la infraestructura que abastece de agua a distintas zonas del Área Metropolitana de San Salvador, dañada tras un acto de vandalismo que ha afectado a la población del Área Metropolitana de San Salvador.

El gobernante estuvo acompañado por el presidente de la ANDA, Felipe Rivas, quien le brindó un informe del estado de las obras de reparación de la tubería de 48 pulgadas, ubicada en el municipio de Nejapa, que resultó afectada luego que sujetos desconocidos robaran parte de la infraestructura metálica que la sostenía, haciéndola colapsar.

“El gobierno entero está supervisando este esfuerzo y también estamos poniendo todos los recursos para que se reestablezca el servicio de agua lo más pronto posible”, aseguró el gobernante en el lugar.

El presidente de la ANDA dijo que los trabajos de reparación concluirán este día; sin embargo, informó que alcanzar la presión suficiente para bombear el agua a las zonas que se han visto afectadas demorará unos días más, por lo que el servicio estará completamente restablecido entre el próximo sábado y domingo.

Ante esta situación, el Presidente Sánchez Cerén se refirió a las acciones que acordó junto a los ministros de su gabinete en un encuentro sostenido por la mañana.

“El Consejo de Ministros tomó la decisión de reactivar la comisión de agua, que está conformada por al ministro de la Defensa Nacional, la ministra de Medio Ambiente, la ministra de Salud y el ministro de Obras Públicas. Todos ellos van a trabajar partir de la convocatoria del presidente de ANDA para actuar en los momentos de emergencia”, detalló el dignatario.

Otras medidas acordadas por el Presidente y el Consejo de Ministros son una declaratoria de emergencia parcial en las zonas afectadas, que implicará la movilización de recursos para ampliar la atención a las comunidades que la ANDA inició de forma inmediata tras advertir los problemas con el suministro.

Otra medida anunciada es la suspensión parcial de clases en los centros educativos ubicados en las comunidades que han sufrido el desabastecimiento, así como la activación en estos lugares del Sistema Nacional de Protección Civil, para coordinar junto a las municipalidades la atención a la población.

“Este es un hecho criminal que tiene que ser investigado”, dijo el Presidente Sánchez Cerén sobre los actos vandálicos que derivaron en este desabastecimiento, al tiempo que reiteró que se ha presentado a la Fiscalía General de la República una solicitud para que investigue el caso.

San Salvador, 4 de julio de 2018.