Print Friendly

El presidente Salvador Sánchez Cerén destacó hoy como uno de los grandes resultados de la VII Cumbre de las Américas, celebrada el pasado 10 y 11 de abril en Panamá, el fortalecimiento de una nueva relación en el continente, basada en el diálogo fraterno y sincero para buscar consensos en aquellos temas prioritarios para la región.

“Esta séptima Cumbre de las Américas tiene un contexto diferente a las cumbres anteriores (…), aquí se dio una conformación de ideas en la búsqueda de construir consensos y oportunidades para todos los habitantes de las Américas”, afirmó el jefe de Estado en conferencia de prensa celebrada en Casa Presidencial.

El mandatario calificó la cumbre como un hecho histórico, ya que logró un diálogo profundo y la coincidencia en los discursos de los gobernantes de los países participantes en aquellos temas prioritarios para el desarrollo económico y social del continente.

“Se hablaron de las oportunidades de América Latina en cooperación, educación, salud, desarrollo energético, fortalecimiento de la participación ciudadana. Se profundizó en el tema de la seguridad, del crimen organizado, el narcotráfico, lo relacionado con la vulnerabilidad de los países al cambio climático y la migración”, dijo el mandatario.

Agregó que sobre este último punto (la migración) El Salvador reafirmó la necesidad de analizar la temática de forma más profunda tomando en cuenta además de sus causas, la generación de oportunidades y el respeto de los derechos humanos.

El jefe de Estado informó que en el ámbito de la seguridad se expusieron las iniciativas elaboradas por el gobierno para mejorar la convivencia en las comunidades como la creación del Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia, las reciente reformas al Código Penal, la Ley Especial contra las Extorsiones, así como la Ley de Rehabilitación y Reinserción de miembros de pandillas que pronto presentará el Ejecutivo.

El gobernante también se refirió a las reuniones bilaterales celebradas en el marco de esta cumbre entre los jefes de Estado de los países del Triángulo Norte con el presidente Barack Obama, el Secretario General de la ONU, Ban Ki moon, congresistas de Estados Unidos y empresarios del continente, las cuales tuvieron como propósito fundamental presentar el Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte, con el fin de lograr un mayor apoyo para esta iniciativa.

“Para nosotros es una satisfacción comunicarle al pueblo salvadoreño que hemos encontrado respaldo y la posición firme del presidente Barack Obama de reafirmar su decisión de seguir trabajando por la aprobación de mil millones de dólares cada año, a partir del 2016, para mejorar la prosperidad y calidad de vida en esta región”, aseguró.

El presidente se congratuló además por los acercamientos entre Estados Unidos con las naciones de Cuba y Venezuela, y aseguró que esta disponibilidad del diálogo constituye un primer paso para restablecer las relaciones diplomáticas entre esos países.

De acuerdo con el mandatario, el cónclave culminó con una declaración que recogió los principales temas de debate de toda la cumbre, y la cual logró un consenso en un 90% de los puntos propuestos.

San Salvador, 13 de abril de 2015.