Print Friendly, PDF & Email
  • El jefe de Estado y funcionarios de su gabinete se reunieron con líderes y lideresas de ese municipio y de otros lugares del departamento de Sonsonate. Juntos acordaron acciones en ámbitos como educación, infraestructura, salud y la inclusión de comunidades indígenas.

El Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, participó este sábado en un diálogo directo con los habitantes de Santo Domingo de Guzmán y representantes de otros municipios del  departamento de Sonsonate, durante la cual se acordó poner en marcha soluciones a sus principales demandas y atender los problemas cuyo remedio involucra al gobierno.

El encuentro, realizado en las instalaciones de la iglesia católica de la localidad, se dio en el marco del programa Gobernando con la Gente y el Festival para el Buen Vivir, que tuvo lugar en aquel  municipio del occidente del país. El jefe de Estado estuvo acompañado por funcionarios y funcionarias de su gabinete, quienes tomaron nota de las principales demandas expresadas por los ciudadanos y brindaron respuestas a algunas de ellas.

Tras la reunión, el gobernante se trasladó al lugar en que se instaló el Festival para el Buen Vivir, que acercó los servicios de más de 50 instituciones de gobierno a los habitantes de la zona, y ahí dirigió unas palabras en las que se refirió a los resultados del encuentro y los temas que abordaron.

“Fueron temas muy importantes que tienen que ver con el desarrollo del territorio, con el bienestar de ustedes: es sobre el bienestar de ustedes que hemos estado discutiendo”, afirmó el Presidente a la población del lugar y de las zonas aledañas.

“[Hablamos sobre] cómo mejorar y ampliar la educación, cómo mejorar la infraestructura, cómo dar más acceso a la educación de bachillerato, y hemos hablado también del sistema de salud y el funcionamiento de los Equipos Comunitarios de Salud que están atendiendo directamente a las comunidades”, detalló.

Añadió que otro tema abordado fue la situación medio ambiental del municipio, respecto a lo cual se planteó la necesidad de establecer un servicio de alcantarillados en algunos lugares en los que el agua corre por las calles, deteriorándolas. Asimismo, se abordó el tema sobre cómo mejorar la infraestructura vial para optimizar la conectividad del municipio.

“Hemos hablado de la necesidad de preservar el agua. Ustedes tienen la dicha de estar en una zona que tiene agua, pero también el agua no es infinita, la fuentes se agotan si no tomamos medidas para garantizar una mejor reforestación”, expresó el Presidente a los habitantes del lugar.

“El agua es un derecho humano, es un derecho vital, es la vida de las personas y no puede estar en manos privadas: o está en manos de las comunidades como esta acá o está en manos del Estado”, agregó.

El dignatario destacó que uno de los temas sobre los que más se hizo énfasis fue la inclusión y atención de los pueblos originarios de El Salvador, los cuales en su mayoría están asentados en esa zona del país.

“[Este] fue otro tema que muy debatido en el sentido se seguir visibilizando a nuestros pueblos indígenas y garantizarles no solamente servicios sino una legislación adecuada y que el náhuatl se convierta en nuestra segunda lengua”, dijo.

Indicó en ese sentido que la Comisión Nacional de la Micro y Pequeña Empresa (CONAMYPE) ha puesto en marcha un programa de atención a este sector, mediante el cual se brinda capacitación y capital semilla para emprendimientos en áreas como las artesanías.

“Ha sido una reunión de la cual ustedes van a ver muy pronto los resultados, van a ver los beneficios, ustedes, en sus comunidades”, concluyó el Presidente.

Santo Domingo de Guzmán (Sonsonate), 14 de julio de 2018.