Print Friendly
  • Jefes de Estado y de Gobierno de distintas partes del mundo se unieron al pueblo cubano en la Plaza de la Revolución, en La Habana, para rendir tributo al revolucionario que inspiró la lucha por la justicia social a nivel internacional.

El Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, y la Primera Dama, Margarita Villalta de Sánchez, se unieron al pueblo cubano en el homenaje rendido al líder Fidel Castro, en un acto realizado la noche de este martes en la Plaza de la Revolución, en La Habana, al cual también acudieron jefes de Estado y de Gobierno de distintas partes del mundo.

 

“Las nuevas generaciones continuarán impulsando las ideas de Fidel y la Revolución Cubana para seguir transformando nuestras sociedades, volverlas más justas y solidarias”, dijo el gobernante salvadoreño en su alocución frente a la multitud congregada en el lugar.

 

El estadista trasladó a los cubanos las condolencias del pueblo salvadoreño, destacando la inspiración que el líder cubano brindó a la lucha por la justicia social librada en El Salvador en la década de 1980.

 

“Fidel tuvo un especial aprecio y respeto por el pueblo salvadoreño”, dijo el Presidente.

 

“Su llamado fue decisivo para que las fuerzas revolucionarias salvadoreñas, un 10 de octubre de 1980, nos uniéramos bajo una sola bandera, la del FMLN”, añadió.

 

El gobernante recordó la inspiración que para él significó Fidel y la lucha revolucionaria que lideró en Cuba.

 

“Escucharlo significó para nosotros el despertar de la conciencia política y la decisión de cambiar la triste realidad de nuestro pueblo, víctima de una cruel dictadura militar”, afirmó.

 

Calificó al Comandante Fidel como “un hombre honesto, justo, que te decía las cosas, por duras que fueran”.

 

“La dimensión humana de Fidel tiene que ver mucho con la grandeza de su pueblo, su generosidad y heroísmo”, aseguró.

 

“Cuba es un ejemplo de todo lo que se puede alcanzar por el bienestar y la felicidad de la gente, y lograrlo incluso en medio de un injusto bloqueo de más de 50 años impuesto por Estados Unidos”, subrayó.

Indicó que el legado de Fidel de lucha por la justicia, el progreso, la libertad y la paz continuará vivo y se multiplicará en todo el mundo.

 

“Fidel desde su inmortalidad nos acompaña y guía en la construcción de un mundo mejor que él nos demostró que sí es posible, con su ejemplo, tenacidad y decisión de luchar para que las ideas se hagan realidad”, concluyó.

 

La comitiva oficial de la Presidencia de la República que asiste al homenaje en honor a Fidel Castro en Cuba también la integran el canciller Hugo Martínez, la viceministra de ciencia y tecnología, Erlinda Hándal, y la embajadora de El Salvador en Cuba, Sandra Geraldine Alvarado. Además, ha participado en el acto el viceministro de inversión extranjera y financiamiento para el desarrollo, José Luis Merino.

 

 

San Salvador, 29 de noviembre de 2016