Print Friendly

El presidente Salvador Sánchez Cerén reiteró hoy ante los empresarios reunidos en el ENADE 2014 que su gobierno busca fortalecer un modelo productivo propio del país, en el que esté como centro el mejoramiento de la calidad de vida de la población y el respeto al medio ambiente.

discurso 2 declaraciones  FOTOS

“Hoy los retos y desafíos son variados y complejos. Uno de ellos es que el desarrollo económico se incremente junto a la sostenibilidad ambiental, pero solo será posible si garantizamos que nuestro estilo de generar riqueza y crecimiento se base en la producción, la productividad y el ahorro por encima del consumo”, expresó el jefe de Estado al disertar en este encuentro que año con año organiza la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP).

En este contexto, expresó su compromiso para “fortalecer nuestro propio modelo productivo, abierto a las relaciones con todos los países del mundo”, pues “nuestras relaciones se basan y se basarán en las reglas y principios que generen desarrollo para nuestro pueblo”.

El Presidente de la República, minutos después de recibir un documento elaborado por la ANEP, dijo que este es “un esfuerzo de debate, de dialogo y  de construir consenso” y que constituye “una base importante” que servirá a su gobierno para dialogar y buscar soluciones que ayuden a incrementar las inversiones nacionales y extranjeras.

“Si compartimos que la visión de economía que queremos proyectar tiene como centro la persona humana y su calidad de vida, entonces estamos en la vía de considerar un país que tiene como objetivo último la felicidad de sus pobladores”, expresó el mandatario.

Para el Presidente “no basta con mejorar solo aspectos económicos y sociales de nuestros países, los cuáles son fundamentales, pero junto con ello es necesario que trabajemos para establecer un equilibrio dinámico con el medio ambiente y el bienestar social”.

“De manera que un El Salvador competitivo, que se abre espacio en la economía mundial, será siempre el resultado del mejoramiento de la calidad de vida de su gente y el desarrollo de sus  capacidades y talentos”, afirmó.

Aseguró que en la dimensión social las prioridades de su gobierno “son reducir la inseguridad ciudadana y de las empresas, combatiendo el crimen y las extorsiones, mejorar la calidad educativa y los servicios de salud, reducir la desigualdad entre hombres y mujeres, ampliar las oportunidades de empleo de la juventud y reducir lo vulnerable de nuestro territorio y de la población”.

En materia de desarrollo y crecimiento, dijo que su administración trabajará en la implementación de la política de transformación productiva, las alianzas público privadas, el Asocio para el Crecimiento y la modernización del marco de incentivos a las inversiones.

Destacó que para hacer realidad estas líneas estratégicas ha nombrado al Vicepresidente de la República, Óscar Ortiz, como Comisionado para la Inversión Pública y Privada.

Asimismo, anunció se continuará con el desarrollo de la franja costero marina en el marco del FOMILENIO II e impulsará la diversificación de la matriz energética “con el objetivo de reducir la dependencia de energía térmica y abrirle paso a nuevas fuentes, limpias y más baratas”.

El gobierno apostará al desarrollo del Golfo de Fonseca, “para lo cual ya existe una alianza de crecimiento con Honduras y Nicaragua” y el ingreso a PETROCARIBE “nos permitirá pagar el 40%  de la factura petrolera a 20 años plazos, con una tasa de interés del 2% y que además una parte puede ser cancelada con producción”, indicó el gobernante.

Otras de las medidas de alto impacto económico que anunció el mandatario son la continuación de la segunda fase del SITRAMSS, el desarrollo del mercado de valores,  la titularización de los flujos de la CEL para el financiamiento de nuevos proyectos de inversión energética, el uso productivo de los fondos de pensiones y la construcción del primer aeropuerto que reciba vuelos internacionales en el oriente del país, específicamente en La Unión.

“El reto de nuestro gobierno es lograr una tasa de crecimiento sostenido del 3% y un flujo de inversión extranjera anual cercano a los $1,000 millones de dólares. También reduciremos el déficit fiscal y la deuda pública a niveles sostenibles, congruentes con el crecimiento y el aumento de la recaudación”, afirmó el Presidente de la República.

San Salvador, 23 de junio de 2014.