Print Friendly

Los presidentes de los países que integran el SICA aprobaron hoy en República Dominicana la Declaración Especial sobre la Situación de los Niños, Niñas y Adolescentes Centroamericanos Migrantes no Acompañados hacia Estados Unidos de América.

Con esta declaración, los gobiernos de la región expresan su preocupación ante el creciente número de niños, niñas y adolescentes migrantes no acompañados de origen Centroamericano, principalmente de El Salvador, Guatemala y Honduras, según reza la declaración especial aprobada en la XLIII Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno del SICA, realizada en Punta Cana, República Dominicana.

La declaración señala que en los últimos meses han sido localizados niños y niñas que actualmente se encuentran en albergues en varios sitios de la frontera sur de Estados Unidos.
Ante esta situación, la declaración  expone el interés de los gobiernos de la región  porque “el problema de la migración de los niños, niñas y adolescentes se aborde desde una perspectiva humanitaria” para garantizar su protección y que se les proporcione las condiciones para su bienestar.

La declaración leída por el canciller Hugo Martínez, afirma que los países miembros de este organismo comparten un profundo interés de que a los niños, niñas y adolescentes bajo custodia de las autoridades migratorias de los Estados Unidos de América les sean proporcionadas las condiciones idóneas que aseguren su protección y bienestar en todo momento.

Además, la declaración expresa que debe de “garantizarse en todo momento el principio del interés superior del niño y la niña, así como el principio de reunificación familiar y no separación de las familias, todo esto como elementos primordiales en las políticas leyes y procedimientos que se implementan en relación a esta temática”.

En este documento, los países miembros del SICA plantean la necesidad de procurar la reunificación familiar como garantía del bienestar y del interés superior de los niños, niñas y adolescentes migrantes.

Agregan que lo anterior debe ser en “apego a los procedimientos que cada país determine según su legislación interna y a un análisis caso por caso, siempre y cuando se garantice el debido proceso y se realice bajo los estándares del derecho internacional en materia de derechos humanos y del espíritu de la convención de los derechos del niño”.

La declaración también expresa el apoyo de los países de la región a los esfuerzos que realicen el grupo de alto nivel integrado por los cancilleres  de El Salvador, Guatemala y Honduras  que busca facilitar  los esfuerzos de coordinación inmediata  para  abordar la problemática de  la migración  irregular de niños, niñas y adolescentes no acompañados.

Finalmente, los países acordaron apoyar la conferencia internacional sobre niñez  migrante que se realizará en Honduras  el 16 y 17 de  julio próximo, como un espacio para el  diálogo y búsqueda de  soluciones para esta problemática.

San Salvador, 27 de junio de 2013.