Print Friendly

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, y su homólogo costarricense, Luis Guillermo Solís, inauguraron esta tarde en el redondel Costa Rica el monumento Mora y Cañas, que simboliza los lazos históricos de fraternidad que existen entre los pueblos de ambas naciones a través de dos emblemáticas figuras centroamericanas.

“El Salvador y Costa Rica somos pueblos hermanos, laboriosos, que hoy más que nunca estamos determinados a forjar juntos un mejor futuro, con la visión puesta en el progreso y fortalecimiento democrático para el buen vivir de nuestra gente”, dijo el mandatario salvadoreño durante su discurso en el acto de inauguración.

El monumento, que fue erigido con el apoyo de los gobiernos de El Salvador y Costa Rica en el municipio de Antiguo Cuscatlán, en las afueras oeste de San Salvador y cercano a la sede de la Cancillería, está dedicado a la memoria de dos ilustres personajes: el expresidente costarricense Juan Rafael Mora y el general salvadoreño José María Cañas.

A mediados del Siglo XIX, el expresidente Mora liberó a Centroamérica de las fuerzas de William Walker, defendiendo la independencia ante los intentos de sometimiento y conduciendo a su país a la victoria ante los filibusteros.

Por su parte, el general José María Cañas –salvadoreño nacido en la ciudad de Suchitoto– apoyó en esta gesta al expresidente costarricense, jugando un papel determinante al organizar gran parte de la campaña de Costa Rica contra los invasores.

“Al día de hoy (ambos personajes) representan la riqueza de coincidencias y lazos históricos que unen a Costa Rica y El Salvador, y que nos permiten aprender del pasado para extraer lecciones que nos guíen en la construcción de este feliz porvenir que tanto nos merecemos”, indicó el presidente Sánchez Cerén.

“Este monumento, que hoy me complace inaugurar junto a su persona (el presidente Solís), representa la reivindicación de la memoria de estos grandes defensores de la soberanía y la libertad de América Central”, añadió.

El presidente costarricense, por su parte, aseguró que “para el gobierno de Costa Rica constituye un señalado honor participar en la inauguración de este redondel que conmemora la vida, la obra, la muerte y también el ejemplo de dos grandes centroamericanos”.

Dentro de esta plaza se levantan dos placas en las que se recuerda al expresidente Juan Rafael Mora y al general José María Cañas; en otro monumento se simboliza, a través del rompimiento de cadenas, la liberación de la región centroamericana y el surgimiento de la nueva vida y la nueva etapa que surgió después de la guerra a la cual se vio sometida toda la región.

San Salvador, 26 de noviembre de 2014.