Print Friendly

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, y su homólogo guatemalteco, el presidente Otto Pérez Molina, acordaron hoy dar un impulso a la unión aduanera entre ambos países a través de acciones conjuntas.

“Somos dos naciones hermanas, hemos trabajado juntos desde hace una larga historia y juntos estamos aportando a este proceso de integración”, aseguró el mandatario salvadoreño en conferencia de prensa brindada por ambos gobernantes, tras una reunión en Casa Presidencial como parte de la agenda que desarrolla Pérez Molina en su visita oficial al país este día.

Los jefes de estado acordaron la ejecución de acciones conjuntas para fortalecer las relaciones comerciales entre ambos países. En ese sentido, instruyeron a sus Ministros de Economía, Hacienda o Finanzas y Relaciones Exteriores iniciar en el corto plazo el diálogo de alto nivel y los trabajos técnicos necesarios para avanzar en el proceso de la Unión Aduanera Centroamericana.

“Necesitamos avanzar los dos países para movilizar la Unión Aduanera en toda la región centroamericana y que sea uno de los elementos fundamentales de la integración”, afirmó el gobernante salvadoreño.

El presidente Otto Pérez aseguró: “Lograr esta unión aduanera va a hacer crecer el Producto Interno Bruto de nuestros países mínimo en un punto (porcentual)”, y añadió que “eso va en beneficio de la población, va a lograr atraer más inversiones y va a lograr por lo tanto generar oportunidades de empleo digno”.

El presidente Sánchez Cerén anunció que nombrará un Comisionado Presidencial para los asuntos fronterizos, como ya lo ha hecho Guatemala, para acelerar el proceso de integración aduanera.

En la misma vía, los jefes de Estado se comprometieron a realizar esfuerzos conjuntos para mejorar la infraestructura binacional necesaria para dinamizar la actividad económica. Bajo este compromiso, El Salvador financiará la construcción de los puentes binacionales Manuel José Arce y Anguiatú; Guatemala, por su parte, procederá igual con el puente El Jobo, en la frontera Las Chinamas-Valle Nuevo.

Los presidentes decidieron crear un comisión de alto nivel en seguridad con el propósito de facilitar la colaboración bilateral en esta materia, a través de la concreción de mecanismos de intercambio de información, inteligencia, combate al crimen organizado transnacional en todas sus áreas, tráfico ilícito de migrantes y cualquier otro delito conexo.

El tema migratorio también figura dentro de los acuerdos establecidos por los representantes de gobierno, que acordaron iniciar un proceso de regulación migratoria para los salvadoreños y guatemaltecos que aportan su fuerza laboral en ambos países y que cuentan con un estatus migratorio irregular.

“Si vamos a abrir las fronteras, si vamos a dar libre paso, no pueden existir salvadoreños indocumentados en Guatemala ni guatemaltecos indocumentados en El Salvador”, subrayó el presidente Sánchez Cerén.

Los mandatarios además coincidieron en congratularse por el anuncio del Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, sobre el aporte financiero que gestiona para apoyar el Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte.

Ambos también respaldaron los esfuerzos integracionistas realizados a través del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA).

San Salvador, 05 de febrero de 2015.