Print Friendly
  • Otros temas en la agenda son la integración centroamericana y el fomento del comercio, como herramientas para contribuir al desarrollo económico de la región.

 

 

El Presidente Salvador Sánchez Cerén se reunirá mañana con sus homólogos de Honduras, Juan Orlando Hernández; y de Guatemala, Jimmy Morales; para hacer una revisión de los avances y el fortalecimiento futuro de las acciones que se coordinan en materia de seguridad en los países que conforman el Triángulo Norte.

 

Estas tareas se intensificaron con el lanzamiento, en noviembre del año pasado, de la Fuerza de Tarea Trinacional, un esfuerzo de estos países hermanos para hacer frente común a los grupos criminales y la inseguridad.

 

El encuentro tendrá lugar en la frontera terrestre El Amatillo, en el municipio de Goascorán, en Honduras. Igualmente, los mandatarios también conversarán sobre asuntos relacionados a la integración y la unión aduanera.

 

Junto al Presidente participarán en la reunión de trabajo el canciller Hugo Martínez, el ministro de Economía, Tharsis Salomón López; el ministro de Justicia y Seguridad Pública, comisionado Mauricio Ramírez Landaverde; el comisionado presidencial para Asuntos Limítrofes, Carlos Pozo; el director de Aduanas, Armando Flores y el director de Migración y Extranjería, Héctor Rodríguez.

 

Como resultado de este espacio los jefes de Estado firmarán la Declaración de El Amatillo y dirigirán un mensaje a la prensa.

 

De acuerdo con el canciller Hugo Martínez, los mandatarios pasarán revista a los avances obtenidos en las rondas de negociaciones previas sostenidas en torno al tema de la unión aduanera, el cual afirmó permitirá una mayor movilidad y el paso de personas y mercancías en los diferentes puntos fronterizos entre estas naciones.

 

“En los tres países (Guatemala Honduras y El Salvador) se mueve más del 60% del comercio de la región centroamericana, al lograr esa unión aduanera se estaría logrando una integración de más del 60% del comercio y esto lo que permitiría es bajar los tiempos de tránsito de las mercancías, bajar el tema arancelario y bajar los tiempos en puntos fronterizos”, indicó.

 

Asimismo, explicó que dicha unión aduanera dinamizará las economías y propiciará, en un primer momento, los procesos de intercambio entre el Triángulo Norte, para luego poder extenderse a toda la región centroamericana.

 

El jefe de la diplomacia salvadoreña informó además que en lo que respecta a seguridad, se cuenta con una sólida base de datos unificada de los más buscados por crímenes en los tres países.

 

“Con esa base de datos hemos logrado capturar delincuentes salvadoreños que se querían refugiar en Guatemala o en Honduras y viceversa, tenemos casos simbólicos, por ejemplo en Guatemala se han capturado dos de los cien más buscados que teníamos en el país y todo eso gracias a la base de datos unificada y al intercambio permanente de información”.

 

Aseguró que este esfuerzo trinacional por la seguridad constituye una fuerza coordinada que “comparte información, comparte inteligencia y operaciones tácticas”, lo que ha permitido dar golpes fuertes a la criminalidad.

 

 

San Salvador, 19 de octubre de 2017.