Print Friendly

 Los presidentes de los países del Triángulo Norte -El Salvador, Guatemala y Honduras- han abordado temas centrados en la ejecución del Plan de la Alianza para la Prosperidad, el cual busca mayor desarrollo para la región.

 

La implementación de los $750 millones aprobados por el congreso estadounidense para el plan de la Alianza para la Prosperidad y el fenómeno de la migración constituyen los principales temas del encuentro entre el presidente Salvador Sánchez Cerén, sus homólogos de Honduras y Guatemala, y el vicepresidente de Estados Unidos, Joseph Biden.

 

Así lo  informó el canciller de la república, Hugo Martínez, quien se encuentra en Guatemala junto al presidente Sánchez Cerén, que este día también asiste como invitado a la toma de posesión del nuevo jefe de Estado de esa nación, Jimmy Morales.

 

“Lo que vamos a pedir es cómo podemos agilizar la implementación de estos recursos  tomando en cuenta que ya quedó claro que, en una primera fase, será la USAID la institución encargada y, en una segunda fase, esperamos que sea una organización similar a la Corporación Reto de Milenio la que administre estos recursos”, explicó el funcionario salvadoreño.

 

Agregó que, en materia de migración, el presidente Sánchez Cerén abogó por medidas que fomenten el arraigo de la población en sus lugares de origen.

 

“La propuesta del presidente es que justo con la implementación de la Alianza para la Prosperidad y otros proyectos vamos a obtener recursos para fomentar el arraigo de nuestra gente en los lugares de origen, dijo el jefe de la diplomacia salvadoreña.

 

En el encuentro también se discutieron los mecanismos de implementación y la preparación de un presupuesto para el 2017, que se deberá gestionar en el congreso estadounidense para que, junto a los recursos nacionales, contribuya a que el plan sea sostenible en el tiempo.

 

San Salvador, 14 de enero de 2016.