Print Friendly, PDF & Email
  • Los subsidios a la energía eléctrica y al gas licuado, la inversión social en áreas como salud y educación y proyectos estratégicos de inversión pública están contemplados dentro del Presupuesto General de la Nación 2019 que se presentará a la Asamblea Legislativa este viernes 28 de septiembre.

El ministro de hacienda, Nelson Fuentes, detalló las prioridades y aspectos contemplados para la formulación del Presupuesto General de la Nación 2019, que fue aprobado hoy por el Consejo de Ministros, paso previo a ser presentado ante la Asamblea Legislativa.

«Se está generando un fortalecimiento de gestión de programas sociales. Tenemos proyectos estratégicos de inversión pública, la unión aduanera, el aporte del fondo que se necesita para la contribución de El Salvador es de $1.5 millones; tenemos el proyecto El Chaparral por $146 millones», afirmó el funcionario.

Asimismo, el presupuesto para el ejercicio fiscal 2019 contempla la construcción del baipás de San Miguel por $42.9 millones, la contrapartida para el proyecto de infraestructura logística FOMILENIO II, por $31 millones; y $3 millones para financiar, por parte de ANDA, temas relacionados con las reparaciones a las víctimas de El Mozote.

El ministro explicó además que las reivindicaciones laborales forman parte de este presupuesto, como es el caso del escalafón del Ministerio de Salud, por $17 millones. Además, «se ha logrado incrementos de más o menos $50 millones para los veteranos de guerra», afirmó.

Destacó que para 2019 se incorpora un crecimiento del 2.6% en el ejercicio fiscal, lo que está en consonancia con lo previsto por organismos internacionales y el Banco Mundial que proyectan un crecimiento económico del 2.7%.

Añadió además que, de los 24 países del continente americano, El Salvador es el sexto país que menos gasto público tiene.

«Tuvimos una solicitud de más de mil millones (aumento salarial en instituciones del gobierno), no fue aprobado porque tenemos restricciones financieras y restricciones fiscales que tenemos que considerar, de tal manera que esto nos mantiene la deuda pública en consonancia menor al 70% en el largo plazo», aseguró.

El presupuesto que será presentado este viernes cubre además $800 millones del servicio de la deuda pública, así como $350 millones de desfinanciamiento que se tuvo en concepto de costo previsional, pensiones del IPSFA, y la pérdida ocasionada por la declaración de inconstitucionalidad a la Ley de operaciones financieras por parte de la Sala de lo Constitucional.

«Es importante que exista un proceso acelerado en el cual todas las partes nos comprometamos a encontrar puntos de equilibrio (…) El presupuesto se debería aprobar antes de que finalice el ejercicio 2018, para que los recursos estén plenamente en funcionamiento para el próximo año», acotó el ministro Fuentes en conferencia de prensa en Casa Presidencial.

San Salvador 24 de septiembre de 2018.