Print Friendly

El presidente Salvador Sánchez Cerén ratificó que el camino de la prevención en la lucha contra la delincuencia y garantizar la seguridad ciudadana, y no los fracasados planes de mano dura, es la mejor opción para garantizar la tranquilidad de las familias, además de ofrecerles oportunidades de progresar.

El mandatario subrayó que ese acierto está siendo confirmado por el municipio de Nuevo Cuscatlán, donde durante todo el año 2016 solamente hubo cinco homicidios y este sábado 27 de enero fue sede de los programas presidenciales Festival para el Buen Vivir y Gobernando con la Gente.

El ministro de Justicia y Seguridad, Mauricio Ramírez Landaverde, destacó que el municipio es uno de los más seguros del país y la alcaldesa, la joven Michelle Sol, señaló que ese logro es gracias “a los programas sociales que hemos logrado sostener para nuestra gente, aquí en vez de armas, tenemos violines”.

En palabras de un joven de una de las comunidades de Nuevo Cuscatlán, Julián Mendoza, quien habló en nombre de impulsores del deporte y atletas, “en nuestro municipio nosotros preferimos decir es mejor pegarle a la pelota que salir a delinquir”.

En su mensaje a la nación en el programa, el Presidente invitó a visitar esa comuna a los diputados que se oponen a dedicar recursos para las acciones de prevención.

Agregó que en Nuevo Cuscatlán pueden despejar sus dudas sobre el papel “que tiene invertir en la prevención, invertir en los jóvenes, en los niños, invertir en la comunidad, invertir en la producción, invertir en crear estos espacios donde la familia pueda convivir”.

“Espero que estos señores diputados, de estos partidos que se oponen, puedan estar viendo este programa, que vean acá un municipio seguro, que está en progreso, en desarrollo, pensando en generar mayor producción, para generar oportunidades de empleo”, dijo.

El presidente Sánchez Cerén precisó que el municipio además “le ha apostado a los jóvenes, a darle oportunidad a la familia, para que pueda tener también diversión, y le ha apostado a la educación y a la salud”.

La alcaldesa Michelle Sol apuntó que muchas cosas han cambiado en los últimos cinco años en Nuevo Cuscatlán, “pero no ha sido fácil, pues los mismos de siempre han estado tratando de detenerlo todo”.

“Hemos sacado a Nuevo Cuscatlán de la oscuridad a la luz. Estamos regresando la dignidad a la gente, creando igualdad de oportunidades para nuestros jóvenes y para nuestros hombres y mujeres, emprendedores con los que vamos creando un camino en donde todos cabemos”, subrayó.

Señaló que tienen “como bases fundamentales la educación, la salud, el derecho básico de vivienda, el deporte, el desarrollo sustentable con respeto al medio ambiente, siendo siempre nuestra prioridad la población más desprotegida”.

El presidente Sánchez Cerén agradeció a la edil y su equipo de trabajo “por demostrarle al país que es posible construir municipios seguros, municipios productivos, municipios educados”.

Esos tres objetivos son los ejes centrales del Plan Quinquenal de Desarrollo (2014-2019) del gobierno, un país productivo, educado y seguro.

En uno de sus primeros actos, el estadista concretó su política de diálogo y entendimientos con la creación en septiembre de 2014, cuatro meses después de asumir la presidencia, del Consejo Nacional de Seguridad y Convivencia Ciudadana (CNSCC).

Recordó que los miembros del Consejo, que le entregaron el Plan El Salvador Seguro el 15 de enero de 2015, “le han dado un rol importante al tema de la prevención, al tema de la readaptación y la reinserción, al tema de protección de las víctimas de las personas afectadas por esta violencia”.

El gobernante exhortó a los diputados y diputadas a aprobar los fondos para los programas de prevención del Plan y poder continuar los exitosos programas para disminuir la violencia en el país, lo que no se va a lograr “queriendo retornar la mano dura”.

Nuevo Cuscatlán, 27 de enero de 2017
Año de la Promoción de Cultura de Paz.