Print Friendly

El pasado martes por la mañana María Dolores Mira recibió del despacho de la primera dama Margarita Villalta de Sánchez una plancha para pupusas e insumos necesarios para emprender un negocio propio, esto, luego que Richard H. abordara al presidente de la República Salvador Sánchez Cerén previo a participar de las elecciones internas del FMLN el pasado domingo para hacerle dicha petición.

Más allá de la polémica generada en torno al caso, quedó de manifiesto el alto grado de articulación y trabajo coordinado de Presidencia con todas las instituciones públicas, destacando la pronta respuesta canalizada a través del despacho de la primera dama Margarita de Sánchez.

Alejado de las tradicionales políticas asistencialista que caracterizaron los veinte años de gobiernos de derecha en El Salvador, el caso de Richard H. y Dolores Mira es una muestra más del apoyo gubernamental a los programas de emprendedurismo en el país, ya que gracias a las gestiones de Margarita de Sánchez, Dolores Mira recibió también un microcrédito por $500 dólares de manos de Rosibel Paredes, directora del Fondo Solidario para la Familia Microempresaria (FOSOFAMILIA).

“María Dolores es doblemente bendecida, porque el despacho de la Primera Dama le está ofreciendo un capital semilla que consta de una plancha y nosotros queremos darle capital de trabajo, un microcrédito productivo para que inicie su trabajo y lo amplié”, aseguró la directora de FOSOFAMILIA.

Sin embargo, estas medidas de apoyo a la población no son producto de la casualidad, pues se enmarcan dentro del proyecto de “Protección Social para Grupos Vulnerables”, que impulsa el Despacho de la señora Primera Dama de la República.

Este proyecto tiene por objetivo apoyar a grupos poblacionales en situación de mayor vulnerabilidad, mediante acciones sociales que permiten solventar determinados problemas por medio de la colaboración técnica, material o financiera a iniciativas productivas como esta.

“Este tipo de apoyo está enfocado a personas con algún grado de discapacidad, adultas mayores, niñez y adolescentes en riesgo, realizándose cada mes, pues creemos que ayudar al más necesitado siempre será una obra que nos llena de satisfacción”, declaró Jackeline Escalante en representación del Despacho de la Primera Dama.

Por su parte Dolores Mira agradeció a Dios, al Presidente y Primera Dama, por la inmediata respuesta, “Richard y yo estamos muy agradecidos, esta plancha para hacer pupusas es una bendición”, aseguró la beneficiaria que también recibió un tambo de gas, víveres, laminas y juguetes para su hijo.

Estas acciones están enmarcadas en el Plan Quinquenal de Desarrollo 2014-2019, que tiene por apuesta convertir a El Salvador en un país incluyente, equitativo, prospero, que genere las oportunidades idóneas para el Buen Vivir de la población.