Print Friendly

Dos miembros de estructuras delictivas que son procesados por el homicidio de los custodios Rafael Antonio Flores Saravia y Elmer Alexander Constanza, ocurrido el pasado lunes en San Miguel, fueron trasladados hoy al centro penitenciario de máxima seguridad, en Zacatecoluca, en cumplimiento a las más recientes reformas al Código Procesal Penal, las cuales fueron propuestas por el Ejecutivo.

 

Tras la audiencia de imposición de medidas cautelares, realizada ayer en el Juzgado Especializado de Instrucción de San Miguel, se determinó que los imputados Fernando Alfredo Martínez Rodríguez, de 22 años, y José Francisco Romero, de 24 años, fueran trasladados a este penal.

 

“El mensaje es claro: Todo aquel que cometa un delito contra la vida, la integridad y la autonomía personal (de los agentes de seguridad) va a ser sometido a una acción rápida y contundente” subrayó el director de la Policía Nacional Civil (PNC), el comisionado Mauricio Ramírez Landaverde, en referencia a este traslado.

 

Las reformas legales fueron presentadas por la Presidencia de la República, a través del Ministerio de Justicia y Seguridad Pública, para  garantizar  la integridad de policías, fiscales, jueces, custodios y elementos de la Fuerza Armada que sufran ataques en su contra y fueron aprobadas  por la Asamblea Legislativa con 79 votos a favor.

 

“La nueva aplicación de la Ley viene a fortalecer el sistema y envía un mensaje a las personas que andan delinquiendo y un mensaje de tranquilidad a la gente de que este tipo de sujetos que cometen hechos de barbarie sean juzgados de una forma mucho más especializada”, aseguró el subinspector de la PNC, Roberto Perdomo Bran, quien estuvo a cargo del traslado.

 

Los custodios del centro penal de San Francisco Gotera fueron asesinados en Chinameca, San Miguel, cuando viajaban en un bus de la ruta 304. Por el mismo hecho también están siendo procesados un menor de edad y un taxista que habría brindado el transporte para cometer los asesinatos.

 

San Salvador, 27 de febrero de 2015.