Print Friendly

Los futuros científicos del país se sentaron a dialogar esta mañana con el presidente Salvador Sánchez Cerén en la Residencia Presidencial, en un encuentro más de Casa Abierta que reunió a estudiantes que participan en el programa de Robótica Educativa, del Ministerio de Educación, y Jóvenes Talento, de la Universidad de El Salvador.

Estamos seguros que acá están los científicos, los investigadores, los innovadores, los matemáticos, los físicos que van a poner en alto el conocimiento y nos van a permitir un país desarrollado, dijo el mandatario a los 40 estudiantes, destacados en ambos programas, algunos de los cuales han ganado reconocimientos a nivel internacional.

Estos futuros profesionales, añadió el presidente, contribuirán a poner el conocimiento en función de la vida productiva y social del país, para superar obstáculos como los que impone el cambio climático.

“Una de las grandes deficiencias que tiene el país es que no tiene los investigadores necesarios para crear la tecnología adecuada para hacer esa transformación de la agricultura a la nueva realidad que presenta el mundo”, señaló.

Las palabras del jefe de Estado encontraron reflejo en el robot construido por los estudiantes del Centro Escolar Jacqueline Kennedy, del municipio de Nueva Granada, en Usulután, expuesto durante el encuentro.

Con apenas un año de implementación en el lugar, el programa de Robótica Educativa ha logrado ya que los niños y niñas que participan en él construyan robots que ayuden en labores productivas como la agricultura.

“Nuestro proyecto se llama Eco Robot. Surge porque en nuestro centro escolar el servicio de agua potable es escaso, entonces el huerto escolar solo vivía la temporada de invierno”, dijo Patricia Bermúdez, estudiante de aquel centro educativo.

El Eco Robot bombea agua desde una fuente hasta un tanque, desde donde se distribuye a un sistema de riego que nutre las plantas de granadilla en su proyecto a escala, que detecta de forma automática la cantidad de agua en el tanque y lo abastece cuando es necesario.

“Si no generamos conocimiento científico y tecnológico, si no somos capaces de estudiar nuestro propios problemas, y encontrar las posibles soluciones, difícilmente vamos a salir del estado de pobreza”, aseguró el ministro de Educación, Carlos Canjura, quien también acudió al encuentro.


También fue reconocido el trabajo de los estudiantes que forman parte del programa Jóvenes Talento, que implementa la Universidad de El Salvador con el apoyo del Ministerio de Educación.

“Si el programa Jóvenes Talento no existiera, quizás nunca hubiéramos podido llegar a estos niveles, porque los estándares iberoamericanos y de otros países son muy elevados”, aseguró el René Alejandro Villela, estudiante de tercer año de bachillerato en el Colegio Español Padre Arrupe.

René habla con propiedad: este joven ganó oro absoluto en la XX Olimpiada Iberoamericana de Física, celebrada en septiembre en Cochabamba, Bolivia, en las que se enfrentó, junto a otros representantes salvadoreños, a lo más destacado de otros países en esta rama.

“Cualquier logro de este nivel es un logro muy trabajado, no es una casualidad”, dijo René.

Bajo esta administración, el presupuesto que el Ministerio de Educación destina al programa Jóvenes Talentos se duplicó, pasando de $300 mil a $600 mil.

“En la medida que el país vaya teniendo más recursos, vamos a seguir ampliando lo más que se pueda estos programas, porque en juventud y niñez salvadoreña hay enormes potencialidades de talentos que tenemos que encauzarlos”, dijo el mandatario en esta jornada donde el país conoció a través de la señal de Canal 10 y Radio Nacional las proezas de los más talentosos estudiantes salvadoreños.

San Salvador, 17 de octubre de 2015.