Print Friendly

Ante el reciente anuncio sobre la presentación de una propuesta de presupuesto de la Casa Blanca para el año fiscal 2018, que es un documento inicial que sugiere una disminución de fondos de cooperación para el desarrollo por parte de los Estados Unidos, se aclara que esta situación no es exclusiva para El Salvador, sino que abarca montos globales para la asistencia al desarrollo en todo el mundo.

Esta propuesta disminuye en 614 millones la Asistencia Oficial al Desarrollo a la región de América Latina y el Caribe en su totalidad. En particular, los países del Triángulo Norte tendrán una reducción promedio del 36% en relación al año fiscal 2016.

Para el caso específico de El Salvador, la disminución sugerida es de 21 millones de dólares en relación al 2016, pasando de 67.9 millones a 46.3 para 2018. La nueva propuesta contiene cambios en los énfasis de dicha ayuda, priorizando la dirigida a estimular el crecimiento económico y experimentando algunas disminuciones en otros temas como capital humano, justicia y seguridad, y gobernanza.

A este monto bilateral propuesto para 2018, habrá que sumar los recursos derivados de los programas regionales y globales de los cuales El Salvador recibe un respaldo, en particular como la Iniciativa de Seguridad Regional en Centroamérica (CARSI, por sus siglas en inglés), y de los cuales actualmente aún no existe una mayor definición por los Estados Unidos.

El Gobierno salvadoreño continuará dando un seguimiento cercano del tema y, como siempre, trabajando de la mano no solo con la embajada de los Estados Unidos en el país y con su Agencia para el Desarrollo Internacional, con quienes tenemos una labor de cooperación muy dinámica a través de distintos programas, sino también en un diálogo directo con los funcionarios de la administración, el Congreso y el Senado de esa nación.

Finalmente, es importante destacar que para el año fiscal 2016 se aprobaron 750 millones para el Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte (PAPTN), de los que ya llegaron al país los primeros desembolsos por un monto cercano a los 100 millones de dólares. Asimismo, el pasado 4 de mayo se dio a conocer la aprobación de ambas cámaras del Congreso estadounidense de los recursos para el PAPTN durante el año fiscal 2017, los cuales se concretan a través de la Estrategia de Relacionamiento con Centro América.

Al respecto, el Gobierno de El Salvador manifestó en su momento que este respaldo refleja un aumento de la Asistencia al Desarrollo destinada a nuestra nación, pasando de 67.9 millones en 2016 a 72.7 millones de dólares para el ejercicio fiscal 2017, un incremento de casi un 8% de los recursos destinados directamente a proyectos de desarrollo.