Print Friendly, PDF & Email

La Presidencia de la República condena enérgicamente el asesinato del sacerdote Walter Osmir Vásquez Jiménez, sucedido esta tarde en el municipio de Lolotique mientras realizaba actividades propias de la Semana Santa.

A la vez, la Presidencia expresa sus condolencias a la familia del padre Vásquez Jiménez y a toda la comunidad católica del país.

Comunicamos que se han girado instrucciones a la Policía Nacional Civil para que realice un reforzamiento de la seguridad en Lolotique y en todas las celebraciones religiosas a nivel nacional, así como una rápida y profunda investigación del caso hasta dar con los culpables para llevarlos pronto ante la justicia.

San Salvador, 29 de marzo de 2018.