Print Friendly

 

  • El presidente Sánchez Cerén aseguró que el sistema previsional corre peligro de desfinanciarse debido a las malas reformas hechas en el pasado.

 

La reforma de pensiones presentada por el gobierno a la Asamblea Legislativa busca garantizar la sostenibilidad financiera del sistema previsional sin perder el enfoque de protección social que el mismo debe tener, aseguró el presidente Salvador Sánchez Cerén durante el programa Gobernando con la Gente, realizado este sábado en el municipio de San Pedro Perulapán.

 

“Al sistema de ahorro de pensiones le han hecho varias reformas en los gobierno anteriores, que endeudaron más al Estado, que endeudaron más al gobierno, y el gobierno tiene que irse endeudando cada año en el tema de pensiones”, aseguró el mandatario.

 

“Ahora el sistema está amenazado, amenazado que en cualquier momento no tenga sostenibilidad financiera y el gobierno, el Estado, no pueda asumir el compromiso de cancelar las pensiones”, advirtió.

 

Indicó que la reforma presentada por su administración, que contempla la creación de un sistema mixto, no afectará a las personas jubiladas, garantizándoles el pago de sus pensiones.

 

Además, dijo que no se plantea cambiar la edad de jubilación, que se mantendrá en 60 años para los hombres y 55 para las mujeres, ni los años de cotización, que seguirán siendo 25, ni los montos de las cotizaciones.

 

“Lo que queremos es asegurar que todas aquellas personas que estén en el sistema tengan acceso a una pensión y algunos tengan acceso a una pensión vitalicia, estamos empeñados en eso”, señaló el gobernante.

 

“Tenemos que hacer un alto y ver qué reformas podemos hacer (al sistema) para darle sostenibilidad financiera pero garantiza los principios de la protección social”, reiteró.

 

San Pedro Perulapán (Cuscatlán), 12 de marzo de 2016.