Print Friendly
  • El secretario de gobernabilidad de la Presidencia señaló que la solución para garantizar el FODES debe partir del diálogo con la oposición.

 

  • La PNC desplegó un dispositivo especial que contribuyó a la pronta habilitación de las vías de forma pacífica.

 

El Gobierno de la República considera que los bloqueos de carreteras, encabezados por algunos alcaldes y diputados de ARENA, son un atentado a la ciudadanía y al diálogo que busca una solución a la situación fiscal actual, incluido el pago del Fondo para el Desarrollo Económico y Social de los Municipios de El Salvador (FODES).

 

“Aquí hay una actitud que nos parece que no es congruente con la disposición que hemos y vamos a seguir teniendo, respecto de buscar una solución acordada, una solución mediante la concertación”, aseguró el secretario de gobernabilidad de la Presidencia, Hato Hasbún.

 

“Nos parece, por otro lado, que es una agresión a la economía, una agresión a la ciudadanía porque no se puede obstaculizar los derechos de las ciudadanas y los ciudadanos”, añadió el funcionario, quien participa en el diálogo con ARENA para resolver la situación de las finanzas públicas.

 

El secretario recordó que el gobierno ya había explicado a los alcaldes, en una reunión el pasado jueves con un grupo de ellos y en la que participaron otros funcionarios, que el pago del FODES se hará efectivo al llegar a un conceso con el partido ARENA sobre la emisión de bonos para solventar el déficit fiscal, que requiere de $1.200 millones para ser cubierto.

 

“Nosotros desde el principio hemos dicho que el pago se hará lo antes posible en la medida de la aprobación de lo que estamos planteando en la mesa de negociación [con ARENA]”, dijo el secretario.

 

Además, señaló que hasta el momento dicho partido ha venido presentando en la mesa nuevas condiciones, no contempladas al inicio, para llegar a un acuerdo respecto al tema fiscal, situación que ha impedido alcanzar un consenso definitivo.

 

“Estamos [el gobierno] de manera permanente alrededor de ese tema, buscando que lleguemos a una solución lo más pronto posible, pero hay que decirle a ARENA que tenga la disposición de solventar también el problema”, subrayó.

 

El funcionario brindó estas declaraciones en una conferencia de prensa en la que también participó el ministro de justicia y seguridad pública, Mauricio Ramírez Landaverde, quien informó sobre las acciones desarrolladas por la Policía Nacional Civil (PNC) frente al bloqueo de carreteras y las acciones para garantizar con prontitud la libre circulación de la población.

 

El ministro detalló que desde primeras horas de la madrugada se desplegaron elementos de la PNC en los puntos en los que se tenía información que se realizarían los cierres.

 

Aseguró que pese a que los manifestantes mostraron una actitud agresiva frente a los agentes policiales, se buscó disuadir a los alcaldes, de forma pacífica, para que desistieran de los bloqueos.

 

“Fue a través del diálogo y el entendimiento que la mayoría de casos se logró resolver”, indicó el ministro, resaltando que todo se realizó de forma pacífica.

 

“No fue necesario entonces aplicar fuerza física; no obstante, sí se vio la afectación a los derechos de miles de ciudadanos que se les impidió la libre circulación y el desarrollo de todas las actividades que cada uno de los salvadoreños tenía previsto desarrollar este día lunes”, añadió.

 

“Esperamos entonces que cualquier actividad de protesta se mantenga dentro de los márgenes de la legalidad”, concluyó el funcionario.

 

 

San Salvador, 7 de noviembre de 2016.